Comparta éste artículo
Main logo

Habitantes de Tlalpan protestan en el Zócalo contra renovación del Estadio Azteca

Televisa prepara planes para empezar la última fase de la renovación del Estadio Azteca, pero los vecinos de la alcaldía de Tlalpan tomaron el Zócalo para impedir la construcción. 

TENDENCIAS

·

El proyecto conocido como el "Conjunto Estadio Azteca" es la última fase de Televisa para la renovación del "Coloso de Santa Úrsula" para dejarlo listo para recibir el Mundial del 2026

La última fase de la renovación del recinto incluiría un hotel, un centro comercial y un estacionamiento más grande para recibir más autos, uno de los principales problemas para acceder al recinto en la actualidad. 

 

Pero un sector de la población en las alcaldías de Tlalpan y Coyoacán se presentó enfrente del Antiguo Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, ubicado en el Zócalo, para pedir que se detenga la consulta organizada por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) y exigir que no se apruebe la realización del proyecto. 

Los vecinos señalaron que la consulta ha sido manipulada por la empresa encargada de la construcción para no incluir a todos los que viven en la zona, además que no han tomado en cuenta la opinión de los pobladores y revelaron que usan preguntas engañosas para acelerar el proceso de aprobación. 

Una de las quejas de los habitantes es que hay problemas en la zona como la falta de agua, que hay inundaciones y que se genera mucho tráfico cuando juega el América, Cruz Azul y la Selección Mexicana en el recinto. 

La empresa encargada de la construcción propuso construir cinco pozos de agua para aumentar el suministro en las colonias como parte del proyecto de la renovación del "Coloso de Santa Úrsula". 

Se espera que los pobladores se reúnan con miembros del gobierno de la Ciudad de México, la Sedema y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) para expresar su oposición a la construcción del "Conjunto Estadio Azteca". 

La gobernadora de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum dijo, en conferencia de prensa el lunes 18 de octubre, que ya recibió el proyecto como parte del plan para la reactivación de la economía de la ciudad, pero que no lo apoyará si los vecinos se oponen a su construcción.