Futbol Internacional

Robert Enke, demasiado humano para el mundo del futbol

El alemán fue ovacionado infinidad de veces dentro del campo, pese a que fuera de las canchas vivía con una depresión profunda; un día fue a entrenar y ya no volvió. 

Por Alejandro Miranda

-
Robert Enke en un partido con la Selección de Alemania.

Robert Enke en un partido con la Selección de Alemania. (@FIFAcom)

El 10 de noviembre de 2009, el futbol alemán vivió uno de sus momentos más tristes; Robert Enke, entonces portero de la Selección Nacional, acabó con su vida arrojándose a las vías del tren en la región de Neustadt, Hannover, antes le había dicho a su esposa que regresaría tarde porque iría a entrenar. 

Robert tenía 32 años cuando se suicidó, esto a causa de la depresión que sufría tras la muerte de Laura, su hija de 2 años. La pequeña falleció el 17 de septiembre de 2006, debido a un problema cardiaco de nacimiento.

A pesar de tratar médicamente su cuadro de depresión, el alemán no mostró mejoría alguna ya que el problema aumentó con su constante miedo al fracaso. Nunca quiso que su problema se diera a conocer, principalmente porque temía a que su carrera se viera perjudicada.

Meses antes de su muerte, en compañía de Teresa, su esposa, adoptó una niña llamada Leila, pero no fue suficiente para levantar sus ánimos. Consciente lo que vivía, Robert Enke dejó una carta de despedida en la que explicó los motivos que lo orillaron a tomar tal decisión.

Robert Enke es recordado por ser "un futbolista demasiado humano" - Bundesliga.com

Su esposa reveló que días antes de la partida del alemán, este le confesó su sentir respecto a su depresión: "Si pudieras entrar en mi cabeza sólo durante media hora, entenderías por qué me estoy volviendo loco".

Joachim Löw, entonces entrenador de Alemania, le garantizó la titularidad para el Mundial de Sudáfrica 2010, pero dicha promesa tampoco pudo cambiar la postura de Enke. Su partida fue tan dolorosa que los jugadores de la 'Manschaft' se vieron incapaces de disputar un amistoso contra Chile el cual estaba programado para el 14 de noviembre.

Su desceso motivó la creación de la Fundación Robert Enke, la cual se dedica a abordar problemas de salud mental en los futbolistas. Por si fuera poco, también se hace cargo de niños con problemas cardíacos, esto a petición de su esposa.

Robert Enke y Michael Ballack en un partido de la Selección Alemana - Bundesliga.com

Deportivamente hablando, Enke era calificado por sus compañeros como "un futbolista demasiado humano", al que no le importaba dejar un equipo importante a media temporada, con tal de sentirse cómodo. Prueba de ello fue su salida de del Benfica y Barcelona para jugar en el Fenerbahce de Turquía y el Tenerife de España, todo en un lapso de cinco años.

En la Bundesliga se convirtió en estrella, incluso en un gran atajador de penales ya que salvó 14 tiros de 33 a los que se enfrentó. Con la Selección Alemana debutó el 28 de marzo de 2007, convirtiéndose en el sucesor de Oliver Khan y Jens Lehmann.

En 2019, al cumplirse 10 años de su partida, en Hannover se creó un evento para la prevención de la depresión el cual llevaba como lema “Robert Enke – incluso los héroes tienen depresión”.  Su memoria siempre será honrada los 365 días del año, pero sobre todo el Día Internacional para la Prevención del Suicidio.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Lo que necesitas saber de fútbol y todos los deportes en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Futbol Internacional