Comparta éste artículo
LIGA MX

Ciudad Juárez: Los hechos violentos que obligan a aplazar el Bravos vs Pachuca

La Liga MX decidió posponer el duelo entre Bravos contra Pachuca debido a la situación de inseguridad que se vive en Ciudad Juárez.

FUTBOL MX

·
Ciudad Juárez vive momentos de tensión por la inseguridad y el juego de Bravos vs Pachuca se aplazó. Créditos: @fc_juarez

La ola de violencia que se ha desatado en Ciudad Juárez en  las últimas horas ha obligado a la Liga MX a tomar cartas en el asunto con respecto al partido entre Bravos y Pachuca.

El duelo de la Jornada 8 estaba programado para disputarse el sábado 13 de agosto en el Estadio Olímpico Benito Juárez, sin embargo, la Liga emitió un comunicado para avisar a la afición que no habría actividad.

“Ante las circunstancias actuales en Ciudad Juárez, la Liga BBVA MX determinó reprogramar, con fecha por definir, el partido de la Jornada 8 entre los clubes FC Ju??rez y Pachuca”. 

TE PUEDE INTERESAR: Atlas vs Querétaro: Así se vivió la trifulca que cambió al futbol mexicano en 5 meses

La Liga MX mandó comunicado sobre la suspensión del Bravos vs Pachuca. 

¿Qué pasado en Ciudad Juárez?

De acuerdo con los reportes de diarios como El País, en las últimas horas se dio un ataque múltiple en diferentes zonas de Ciudad Juárez; el saldo fue de 11 personas muertas.

Lo que más preocupa a las autoridades es que los actos violentos se dieron en restaurantes, gasolineras y tiendas de conveniencia como Oxxo y CircleK donde hubo cócteles molotov, además de disparos que habrían alcanzado a gente inocente.

Los habitantes de Ciudad Juárez vivieron horas de angustia. (Captura de pantalla)

Las autoridades informaron que esta situación de inseguridad en Ciudad Juárez se habría detonado por una batalla entre dos pandillas que pertenecen a diferentes cárteles y la cual se dio en la cárcel estatal.

No es la primera vez que actos violentos entre grupo delictivos obligan a suspender partidos de futbol. En 2019, la Liga de Ascenso tuvo que posponer el duelo entre Dorado de Sinaloa contra Atlante por las balaceras registradas en Culiacán y se habrían detonado por la detención de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín ‘Chapo’ Guzmán.