La tardeada y otras fiestas de la Selección Mexicana

Facebook Twitter Google+

El Tricolor volvió a robarse los reflectores, pero esta vez fuera de la cancha. Varios seleccionados fueron captados en una fiesta celebrada en Nueva York.

La primera de todas, pero no con tanta polémica, ocurrió en junio de 2008 dentro del hotel de concentración ubicado en la ciudad de Chicago.

Se trató de una convivencia entre seleccionados la cual se salió de control, hecho que provocó el disgusto de los demás huéspedes, los cuales pidieron a los futbolistas bajar la intensidad.

Los seleccionados se negaron, acto que propició la desesperación de los convidados por lo que llamaron a la autoridades y así poner un control total en el asunto.

En medio del escándalo, el único futbolista detenido fue Oswaldo Sánchez. Fue arrestado y llegó a ser procesado, pero dos horas después fue liberado tras pagar una multa de mil dólares.

Tuvieron que pasar dos años para que la situación se volviera a repetir. En esta ocasión todo ocurrió durante septiembre en Monterrey, luego de un juego amistoso contra Colombia por motivos de celebración del Bicentenario.

En el Hotel Camino Real, un grupo de 11 seleccionados tuvieron una grata convivencia con scorts, mismas que fueron el detonante de la situación.

Una de ellas era Yamilet, un transexual que reveló detalles del suceso y dejó ver la relación que mantuvo con Carlos Salcido en ese momento.

El director de Selecciones Nacionales, Néstor de la Torre, salió a esclarecer los hechos y nombres de los involucrados, mismos que tuvieron que pagar una multa de 50 mil dólares, salvo otros dos que fueron suspendidos.

Los multados económicamente fueron Guillermo Ochoa, Francisco Rodríguez, Carlos Salcido, Andrés Guardado, Gerardo Torrado, Pablo Barrera, Giovanni Dos Santos, Javier Hernández, Rafael Márquez Lugo, Enrique Esqueda y Héctor Moreno. Mientras que por otro lado, Carlos Vela y Efraín Juárez fueron suspendidos durante seis meses.

Ese evento fue uno de los factores por los que Carlos Vela se negó a ir a la Selección Mexicana por aproximadamente tres años y medio.

Las sanciones parecieron no incomodar a los futbolistas mexicanos, incluso a los que no habían estado en ese instante. En 2011, durante la concentración para la Copa América, la Selección Sub-23 aplicó la misma que sus compañeros en 2010.

A una semana de iniciar la participación en el torneo, los convocados por Luis Fernando Tena disfrutaron su rato libre en compañía de scorts, mismas que entraron al hotel de concentración.

Estás chicas fueron captadas por las cámaras de seguridad del hotel, además de que se llevaron las pertenencias de los futbolistas que estaban en el lugar.

La Federación suspendió seis meses y multó con 50 mil pesos a Israel Jiménez, Néstor Vidrio, Néstor Calderon, David Cabrera, Jorge Hernández, Marco Fabián, Javier Cortés  y Jonathan Dos Santos.

Las fiestas siguieron siendo una constante en la Selección, después otro evento del mismo tipo se suscitó durante 2013 y su estadía en Brasil.

Luego de perder contra Italia en su debut en Copa Confederaciones, medios brasileños difundieron la noticia de que nueve futbolistas mexicanos optaron por relajarse en un centro de masajes y table dance de la zona.

Lo curioso en este caso es que los nombres no salieron a la luz y que el equipo no trascendió en el torneo veraniego.

Créditos: TV Notas

Los escándalos se contuvieron por un tiempo, al menos hasta 2018 antes de emprender el vuelo a tierras rusas. Luego del partido de despedida en el Estadio Azteca, varios seleccionados decidieron continuar la misma en Lomas de Chapultepec.

Una revista de espectáculos fue la encargada de difundir la noticia y fotografías del suceso en cuestión. En ellas se pudo observar la presencia de jugadores como Guillermo Ochoa, Marco Fabián, los Dos Santos, Raúl Jiménez, Carlos Salcedo y Héctor Herrera.

CRÉDITOS: TV NOTAS

Durante el evento no estuvieron solos, fueron acompañados por 30 damas de compañía. El evento duró cerca de medio día, después del partido hasta la mitad de horario del día siguiente.

Poco más de año después, las redes volvieron a incendiarse sobre todo por la derrota sufrida ante Argentina. En la ciudad de Nueva York, varios seleccionados decidieron disfrutar de su rato libre en un bar de la localidad.

Entre los captados estuvieron Javier Hernández, Héctor Moreno, Miguel Layún, Guillermo Ochoa y Marco Fabián.

 

Te podría interesar:

Comments