¡Revelaron algunos SECRETOS! Mexicanos que han sido portada de GQ

Facebook Twitter Google+

Estos mexicanos han acaparado la atención de las grandes marcas, especialmente de una una “magacín” donde posan para las cámaras.

Son contados los mexicanos que pueden presumir haber formado parte de la portada de la revista GQ (Gentlemen’s Quarterly). Se trata de una revista estadounidense especializada en la moda, estilo y cultura masculina.

En portada física o portada virtual, estos deportistas mexicanos han prestado su imagen y nombre para sesiones de fotos y entrevistas muy enriquecedoras para la afición.

Existen varias versiones: Internacional (varios países) y la especial para México y América Latina. Los mexicanos han figurado en esta última versión que desde 1957 se distribuye mes con mes.

Carlos Vela

El delantero mexicano del LAFC se convirtió en la portada de marzo-abril de esta revista. Es el primer futbolista de la MLS en ser portada de la compañía.

“Si te digo sinceramente lo que pienso, es que villano o héroe, me da igual y es la verdad. No me afecta. Me conozco bien, sé lo que he pasado para llegar a donde estoy y lo difícil que es estar aquí”.

“El Barça planteó un escenario de cuatro meses en ese momento y, pues, yo lo aceptaba porque era una oportunidad muy buena. El LAFC no medio las facilidades para salir, aunque es entendible. No pasa nada porque estoy más que feliz aquí”

Javier Hernández

Si bien se habla de Carlos Vela, el primero en aparecer en la portada de GQ fue Javier Hernández. El Chicharito se convirtió en la cara principal de la publicación en octubre de 2011.

Esto lo consiguió tras su llegada al Manchester United. Su popularidad subió como la espuma por lo que lo contactaron para ser el rostro principal de la publicación.

“Siempre he intentado dar lo mejor de mí, dar todo en la cancha y trabajar sin descanso. Siguiendo los pasos de mi papá y mi abuelo, han sido momentos indescriptibles”.

Guillermo Ochoa

Guillermo Ochoa logró el acometido en octubre de 2019, poco después de concretarse su llegada al América. Fresco y con un saco “africano” fue como lució en la portada.

“Los mexicanos en Europa, por nivel futbolístico estamos lejos de que se nos dé el valor que se les da a otros países. Así que aprendí a aguantar por la mala”.

“El juego contra Brasil en el Mundial 2014 fue el mejor de mi vida. Vi periódicos de China y Europa, y hasta vi por primera vez mi nombre en el Medio Oriente. Se habló de ese juego en cada rincón y la foto era la misma: yo atajando. Ahí creo que el mundo del futbol supo quién era Guillermo Ochoa”.

Héctor Herrera

El mediocampista mexicano formó parte de la versión digital de la revista. Su aparición la logró en septiembre de 2018, después del Mundial y principalmente para hablar de sus operaciones estéticas.

“No ha cambiado nada tras la operación, me sigo sintiendo la misma persona. Quedé muy satisfecho con el resultado. No me siento mucho mejor ni peor con lo que hice, creo que he tomado la decisión correcta”.

“El futbol mexicano ha crecido muchísimo. En la liga, hay jugadores de bastante calidad, tanto nacionales, como extranjeros. Hay jóvenes que vienen con gran potencial y pienso que eso va a ser muy bueno para la Selección”.

Saúl Álvarez

No solamente han aparecido futbolistas, también boxeadores. El mexicano formó parte de la edición de agosto de 2019, en medio de toda la polémica generada en torno a él.

“La verdad, no entiendo por qué muchos mexicanos eligen el odio y el bullying para acercarse a los deportistas que los representan. Al final, deberían estar orgullosos de que haya gente que lleva sus colores por el mundo… pero no es así”.

“En México vive mi familia y está mi corazón. Es verdad que todo se complica más y más cada día. Hoy traigo escoltas por mucho que quiera evitarlo. Hay tantos secuestros, robos y envidias”.

Andy Ruíz

Otro boxeador que fue portada es Andy Ruíz. El mexicano tuvo oportunidad de encabezar la versión online, narrando detalles de su vida dentro y fuera del ring. Lo hizo en diciembre de 2019.

“Yo me escondía en las casas de mis amigos, en Imperial (California), donde crecí. Trataba de engañar a mi papá todo el tiempo para no ir a entrenar, pero él siempre sabía dónde estaba”.

“El estilo a la mexicana tiene un solo argumento: morir en la raya. Los mexicanos sabemos que no hay otra manera más que pelear hasta que no puedas más”.

Te podría interesar:

Comments