Los momentos con los que Chiquimarco ha dejado huella en el futbol

Facebook Twitter Google+

Chiquimarco, reconocido exárbitro mexicano quien por 25 años trabajó de tacos, calcetas largas, shorts y con la ayuda de un silbato, ahora lo hará de traje, corbata y con una tabla para armar estrategias, pues anunció que se convertirá en entrenador del Salamanca.

Te podría interesar: A esto se dedican los árbitros fuera del futbol

Marco Antonio Rodríguez Moreno, mejor conocido como ‘Chiquimarco’, es un reconocido árbitro mexicano, aunque no siempre lo fue por sus buenas actuaciones dentro del terreno de juego. Aunque su calidad lo llevó a silbar en Copas del Mundo, hubo momentos en los que su protagonismo sobrepasó al mismo juego.

Doble amarilla

En una de las actuaciones más polémicas de Marco Rodríguez se encuentra la final de vuelta en el Apertura 2011 entre Santos y Tigres cuando a los 10 minutos de iniciado el partido expulsó al guardameta lagunero, Oswaldo Sánchez. Ya en el segundo tiempo decidió amonestar de una sola vez a Carlos Morales y a Héctor Mancilla al mostrarles tarjeta amarilla a cada uno al mismo tiempo, a pesar de que el reglamento dicta que un silbante sólo debe portar dos tarjetas, una roja y una amarilla.

No le tiembla la mano

Chiquimarco fue un árbitro de cuidado pues no le temblaba la mano a la hora de sacar las tarjetas rojas. Antes de expulsar a tres jugadores en el Tigres-Santos, de la final del Apertura 2011,  ya había hecho algo similar en la final del Apertura 2005 entre Toluca y Monterrey, donde también echó a tres, todos jugadores de Rayados. Mientras que  en la final del Apertura 2003 mostró el cartón rojo a tres jugadores de Tigres y uno de Pachuca.

Chiquidrácula, no

Antes de ser conocido como ‘Chiquimarco’ se le relacionaba con el personaje de televisión ‘Chiquidrácula’ por su parecido,  pero debido a su apego al cristianismo pidió que no se le llamara con ese apodo y fue cuando una nueva variante surgió.

Tres Mundiales

Marco Antonio Rodríguez es el primer árbitro mexicano que está presente en tres mundiales, Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Entre los partidos que arbitró se encuentran las escenas de la mordida de Luis Suárez a Giorgio Chiellini y la goleada 7-1 de Alemania a Brasil, partido con el que decidió retirarse.

Ladrón

El trabajo de un árbitro no está exento de críticas, al contrario. En más de una ocasión se le ha llamado ‘ladrón’ porque su perspectiva es diferente a la de los afectados por las decisiones que toma dentro del terreno de juego.

Una vez en el Apertura 2005, Luis Miguel Salvador, presidente deportivo del Monterrey, le dijo “ladrón” a Chiquimarco durante la final que perdieron contra Toluca, por expulsar a tres jugadores de Rayados.

Luego, cuatro años más tarde al silbar un encuentro entre Costa Rica y Honduras al no sancionar un penal, el narrador también lo tachó de “ladrón” y aseguró que no saldría de Honduras pues su mala intención era evidente.

Te podría interesar:

Discusión entre Nico Castillo y Marcelo Alatorre desata debate en redes

Comments