Los 15 intelectuales apasionados al futbol

Facebook Twitter Google+

Para ciertas mentes, lo relacionado al futbol carece de intelecto, Jorge Luis Borges es una de esas mentes. Y así como hay genios que se rehúsan a darle una cabida en su vidas a este deporte, hay quienes lo viven como todos unos aficionados.

Contrario a lo que opina el argentino, hay intelectuales que se apasionaron por este deporte al grado haberlo practicado profesionalmente. De hecho, de no ser por algunas enfermedades o lesiones, estos sabios habrían dedicado su vida al balón y no a la pluma.

Juan Villoro

Para el escritor mexicano existe una estrecha relación entre el futbol y la literatura: ambos son una representación a la que delegamos emociones “pensamos que si ganan los nuestros, ganan los buenos”, ve al futbol como una especie de relato de 90 minutos en el que hay dramas, finales sorpresas e incluso tedio, además es un creador de personajes

“(A los jugadores) Les atribuimos virtudes, a veces homéricas de ciertas capacidades que tienen, a veces se les ponen apodos o se pueden convertir en grandes traidores de un equipo cuando se van al club rival.”

Algunos títulos de Villoro que hablan de futbol son Balón dividido y Dios es redondo.

Manuel Vázquez Montalbán

Fue un escritor español, amante del futbol y reconocido culé. Le dedicó artículos y ensayos al balompié que se recopilan en “Fútbol una religión en busca de un dios” , además de una novela con su célebre personaje  Pepe Carvalho.

Eduardo Galeano

Como buen uruguayo, el periodista y escritor fue un apasionado al futbol. Galeano era hincha de Nacional de Montevideo. Si no fue un genio con el balón, lo hizo lucir con la pluma en sus obras Su majestad el fútbol ,Cerrado por fútbol  y El Futbol a sol y sombra.

Mario Benedetti

A pesar de una catastrófica primera vez como portero en un club de su barrio, se convirtió en un amante del futbol. Estaba convencido de que gracias a este deporte el mundo volteó a ver a Uruguay, cuando ganó oro olímpico en 1924 y 1928 y hasta la copa del mundo. Escribió los cuentos Puntero Izquierdo y Cambalache, además de el poema Hoy Tu Tiempo Es Real, dedicado a Armando Maradona.

Gabriel García Márquez

Gabo jugó de portero durante su infancia y en El juramento explica cómo se convirtió en  aficionado a este deporte y al mismo tiempo hincha del Junior de Barranquilla en un encuentro contra Millonarios de Alfredo Di Stéfano.

 Roberto Fontanarrosa

El escritor e ilustrador era un gran aficionado al futbol, tanto así que gran parte de su obra gira en torno a él. Algunos de sus cuentos son 19 de diciembre de 1971, Escenas de la vida deportiva y El ocho era Moacyr.

Elías Querejeta

Fue un elogiado productor de cine, una de sus dos grandes pasiones, ¿la otra? el futbol. Jugó durante varias temporadas como media punta de la Real Sociedad y marcó en el campo de Atocha un gol al Real Madrid de Di Stefano en 1955. A los 24 años colgó las botas y se dedicó a su carrera cinematográfica. Querejeta era el productor del cine crítico, intelectual y de izquierdas. A través del fútbol fue uno de los cortos que dirigió.

Abert Camus

El filósofo francés pudo tener un gran porvenir futbolístico pero Argelia no era el mejor sitio para hacerlo. Fue portero del Racing Universitario de Argel, equipo de la Universidad de Argel. Dada la marginación que solía tener el futbol dentro del mundo de los intelectuales, Camus lo defendió diciendo que cuanto sabía de ética lo había aprendido en los campos de fútbol.

Miguel Delibes

Jugó en el Colegio de Lourdes de Valladolid y de practicante pasó a dedicarle interesantísimos artículos en los que mostró sus querencias y contrariedades. Delibes fue socio del Valladolid y asistió al viejo Zorrilla cada domingo.

Ernesto Sábato

Como buen argentino, el futbol fue una de sus grandes pasiones. Fue ex jugador y posteriormente hincha de Estudiantes de La Plata. Fue también uno de los principales defensores del futbol como sujeto literario.

Mario Vargas Llosa

El  Premio Nobel de Literatura es fanático de la “U” de Perú, del Madrid y de Pelé. Para el Mundial de España 82 fue comentarista por parte de El Comercio. Entre sus ensayos dedicados al deporte se encuentra El goleador y Los once titulares. 

Vladimir Nabokov

Fue un escritor de origen ruso que cuando estudió en la Universidad de Cambridge le apasionó jugar de portero.

Eduardo Chillida

El escultor español jugó profesionalmente en la Real Sociedad que consiguió el ascenso a Primera en 1943. Nunca logró jugar en primera división por una lesión en la rodilla.

Julian Barnes 

Es un gran aficionado al futbol y seguidor del equipo de su ciudad natal de la PemierLeague, el  Leicester City que describe en el texto  El sueño”. 

Miguel Hernández

Fue un poeta y dramaturgo que antes de implicarse en la Guerra Civil disfrutó del balompié al grado de formar su propio equipo y componer su himno. Algunos de sus poemas fueron inspirados por su pasión: Elegía al guardameta y Ni el Iberia ni los Yankes.

Te podría interesar:

Futbolistas que han probado suerte en la música

Exjugadores y técnicos que dejaron la televisión para regresar al futbol

Comments