Las frases inolvidables del Perro Bermúdez en el FIFA

Facebook Twitter Google+

Cómo olvidar esos días en el que jugar FIFA se volvía algo placentero, aún más con la narración de Enrique Bermúdez y Ricardo Peláez. Esta dupla de mexicanos logró cautivar al público no solo del país, del continente con sus inigualables comentarios.

Fue en FIFA 11 la última edición cuando escuchamos sus voces aliadas con EA Sports. A lo largo del tiempo se quedaron las frases inolvidables del Perro Bermúdez en el FIFA. Muchos las recordaremos, otros pocos no, pero REFEREE decidió recopilar las mejores durante su reinado con Peláez.

Desde tener una infinidad de referencias cuando se volaba el balón hasta la creatividad para cada uno de los tiros de esquina.

“La quería hacer de sexto año y la terminó de kindergarden”

Celebre frase cuando un futbolista intentaba hacer un amague y al final no le salía ni lo uno ni lo otro.

“La mandó con saludos al satélite Morelos”

Un dicho popular en todo el tiempo que fue voz del FIFA. Cuando se volaba un penal o una ocasión clara, en ocasiones salía con lo mismo.

“Bye, vete a enfriar”

Si ocurría una jugada sucia que ameritaba expulsión, el Perro lo decía de una manera más sutil con palabras distintas.

“Versallesco”

Cuando un tiro, un gol o una jugada sencillamente era perfecta o bien hecha.

“Acaricia la pelota como se acaricia a la novia”

En ese momento del partido cuando el rival tiraba, el portero tapaba y se daba su tiempo para despejar el balón.

“La danza del área”

Se aproximaba el tiro de esquina y cada futbolista empezaba a acomodarse en el área para defender y/o atacar.

“Reventó un vidrio… y el mastique está caro”

Otra de tantas maneras con las que daba a entender que el balón se fue lejos de la portería, con dirección al cielo o imaginando que era futbol de barrio.

“Este señor come, bebe y respira gol”

Fuera Cuauhtémoc, Ronaldo o Messi, cada que alguien anotaba Bermúdez aseguraba que el autor hacía de todo con el gol.

“Me lo encontré comiendo unos tacos ahí en la Marquesa”

Esta frase sonaba en repetidas ocasiones cuando un jugador no estaba teniendo un buen partido. Poco importaba la nacionalidad, su bajo nivel se debía gracias a haber comido en la Marquesa.

“Le pegó como si fuera futbolista de llano, ¿y así te pagan?, ¿no te da pena?”

Frases para cuando alguien la volaba no faltaban. De esta manera es como recriminaba que alguien le pegó tan feo al balón.

“Este portero podría parar esos tiros, si es necesario, todo el día”

No podía faltar en el momento que el rival tiraba desde una distancia lejana y el portero controlaba el balón sin mayor problema.

“Excelente manufactura de cabezazo”

Defensivo o a manera de ataque cada que en un juego se veía un cabezazo perfecto, solía aplicar este dicho.

“Le tiró la torta a un brother… y era de milanesa”

¿Más frases de cuando se volaba el balón? Sí, otra de ellas era enviar sus condolencias para un aficionado al que le habían tirado su comida.

“El tránsito es por todos lados, ya reventaron los semáforos”

Salía a relucir estas palabras cuando se armaba la carambola en el área, nadie podía reventar la pelota y nadie se entendía.

“¿Cómo viste este par de donas?”

Al final del partido o al medio tiempo cuando el marcador estaba a cero, le preguntaba a Peláez si el marcador era de su agrado.

Te podría interesar:

9 homenajes de EA Sports hechos en el FIFA

Narradores y comentaristas favoritos en el futbol mexicano e internacional

Comments