¡UN MEXICANO MÁS! Las muestras de amor de Gignac hacia México

Facebook Twitter Google+

La vida de “Monsieur” Gignac dio un cambio radical desde que llegó a nuestro país. Con el tiempo ha ganado aprecio y cariño a la nación.

André-Pierre Gignac llegó a la Liga MX con Tigres en 2015. Cinco años han bastado para que el francés se convirtiera en un mexicano más. México ha sido testigo de sus éxitos y él no ha pasado por alto esa situación.

Desde que llegó a Nuevo León demostró su compromiso con Tigres y que tenía conocimiento de que México lo esperaba. Reportó con los Felinos acompañado de su hija y un sombrero de charro con vivos rojos y verdes.

A los pocos meses de su llegada conquistó a la afición de Tigres, donde se confirmó que Gignac se “quedaría por siempre en México”. Una pareja decidió ponerle a su hijo André Gignac en honor al francés.

El francés es constantemente activo en Instagram y siempre mantiene a los aficionados al tanto de lo que ocurre fuera de las canchas. En varias historias siempre presume paisajes con la bandera mexicana.

Sea de día o de noche, Gignac ha conseguido quedar pasmado con la vista que le ofrece nuestro país desde la comodidad de su hogar.

Cuando llegó el Mundial de Rusia 2018, además de apoyar a Francia, presumió su motivación a la Selección Mexicana. Subió una foto con la playera del Tricolor y su clásico número 10.

Tiene un total de cinco hijos, tres niños y dos niñas. André-Pierre Gignac Jr y Leonard fueron producto de una relación con Stéphanie Le Menarch, su esposa hasta 2010. Grace, Eden y Mavy son hijos por parte de su actual esposa Deborah. Los dos últimos son nacidos en México.

Grace y Eden son los pequeños a quienes más presume en sus redes sociales. Ambos han sido influenciados por su padre acerca de México, se les ha visto vestidos de manera tradicional.

Grace tiene ocho años y en incontables ocasiones ha posado sonriente para su papá. La vestimenta de “china poblana” ha sido una constante para la niña.

Incluso también ha celebrado las fiestas patrias del 15 y 16 de septiembre. La pequeña llegó a lucir un vestido con los colores patrios, además de collares, moños y la respectiva bandera.

Alguien que también ha festejado el Día de la Independencia es el pequeño Eden, el cual mostró su traje de mariachi. El pequeño tiene cuatro años, nació en México en agosto del 2015.

Cariño por el futbol no le falta, más porque tiene sangre francesa y mexicana. El delantero francés ha presumido a su hijo en la cancha del Universitario con uniforme del Olympique de Marsella.

No solamente ha usado jerseys de clubes, también el de la Selección Mexicana. El “Bomboro” le ha inculcado a utilizar la playera del país donde nació, es habitual verlo con ella.

Incluso el francés ha postulado a su pequeño para la delantera de la Selección Nacional. En Instagram ha presumido historias donde Eden controla el balón y con la respectiva etiqueta a la cuenta del Tricolor.

Su pequeño mexicano ha sido de vital importancia para él, tanto que lo lleva tatuado en su pierna derecha con el uniforme de la Selección. No sólo eso, en el arte corporal se puede observar a la Virgen de Guadalupe, uno de los símbolos representativos de la religión en México.

Incluso se ha dado a la tarea de profetizar los colores de Tigres por el mundo. En una de sus visitas al Orange Vélodrome, casa del Marsella, estuvo acompañado de sus hijos con la respectiva playera de los Felinos.

Una de sus alegrías más recientes fue cuando descubrió que sería padre nuevamente. En septiembre de 2018 dio a conocer que esperaba a otra niña, pero ahora mexicana ya con 4 meses de gestación.

En febrero de 2019 llegó al mundo Mavy Gignac. El delantero francés no pudo evitar compartir su alegría en redes sociales, lo hizo en compañía de su bebé recién nacida.

En sus historias también inmortalizó el momento, escribió el nombre de su nueva hija y lo acompañó con caritas enamoradas y las banderas de México y Francia.

Actualmente la pequeña ya tiene un año y así luce. Lo peculiar de esta fotografía es que André  volvió a sentenciar su cariño y amor por México, de lado derecho del pecho luce una estrella con la bandera tricolor de fondo.

Otro de los cambios representativos y más recientes para demostrar su afecto por México fue cambiar de patrocinador. Dejó a Adidas por Charly, una marca deportiva mexicana.

A partir del Clausura 2020 se convirtió en el principal embajador de la marca mexicana. El francés anunció su cambio asegurando que estaba en casa: “No estoy lejos, llegué y me enamoré de México, porque valoramos a la familia, el talento no es suficiente, le metemos sacrificio disciplina y carácter, ya no sólo jugamos con los pies, jugamos con el corazón, no estoy lejos, estoy en casa”.

Te podría interesar:

Comments