Estadios mundialistas abandonados

Facebook Twitter Google+

La mayoría de estos estadios fueron construidos solamente para que fueran sedes de partidos de Copas del Mundo. Después del evento, fue complicado seguir haciendo uso de ellos por su alto costo en mantenimiento.

Varios estadios que albergaron juegos de Mundiales han sido demolidos pero, en esta ocasión, Referee te trae un recuento de aquellos escenarios que se mantienen vigentes, aunque ya no celebran partidos de futbol.

Te puede interesar: Los estadios de futbol más caros del mundo

Estadio Neza 86

Una de las sedes del Mundial de México 86 y estadio emblemático del futbol mexicano, lleva varios años en el abandono. Actualmente, el inmueble es propiedad del gobierno del Estado de México y fue entregado a la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl.

Los habitantes de Nezahualcóyotl le han pedido al Presidente Municipal la reapertura del recinto y que vuelva el futbol al estado; sin embargo, las posibilidades son escasas. El estadio está muy deteriorado. La última vez que hubo futbol profesional en dicho inmueble fue en 2014.

Soccer City Stadium

El estadio que fue testigo del campeonato mundial de España en 2010 no es albergado por ningún equipo de Johannesburgo por el alto precio del alquiler de las instalaciones. Después de la justa mundialista de hace 9 años, fue también sede de la Copa Africana de Naciones en 2013.

Después de dichos torneos oficiales, sólo unas cuantas veces sirvió como hogar de la Selección de Sudáfrica. Lo han utilizado más para juegos de rugby y otro tipo de eventos como conciertos. Quienes residen en la zona exigen que el estadio sea demolido.

Estadio Peter Mokaba

Fue construido exclusivamente para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, recibió cuatro partidos e igual albergó 7 encuentros de la Copa Africana de Naciones. Ahí México derrotó 2-0 a Francia en uno de los triunfos más significativos del Tri en la historia de los Mundiales.

Arena Amazonia

Hubo problemas desde antes de su construcción, y es que este recinto fue instalado en medio de la selva y se encuentra en una zona poco futbolera. Costó alrededor de 200 millones de euros.

Al igual que como sucede con el Soccer City, los equipos de la región no cuentan con la economía para utilizar este inmueble, por lo que prefieren ocupar estadios más modestos.

Estadio Mané Garrincha

También conocido como Estadio Nacional de Brasil, fue la construcción más cara para el Mundial de Brasil 2014, su instalación requirió de 411 millones de euros. Se convirtió en una sucursal del Gobierno Federal y también ha sido utilizado como estacionamiento para los autobuses de la ciudad.

Te puede interesar: Los 7 estadios más grandes del Ascenso BBVA MX





Comments