El camino del Gato Ortíz, del debut hasta su condena

Gato Ortiz y su proceso penal. Del futbol a la cárcel

Facebook Twitter Google+

Mucho tiempo ha pasado desde que Omar “Gato” Ortiz  abandonó las canchas y terminó en prisión.

Omar Ortiz, mejor conocido como el Gato Ortiz, actualmente se encuentra en prisión luego de involucrarse en una red dedicada al secuestro. Nadie imaginaría que empezaría en el futbol y terminaría tras las rejas.

Omar Ortiz Uribe nació el 13 de marzo de 1976 en Monterrey, Nuevo León; actualmente tiene 44 años. Estuvo 13 en años en activo hasta el momento en el que la polémica se apoderó de él.

Vistió un total de cinco camisetas a lo largo de su carrera, principalmente la de Rayados donde vivió tres etapas. También estuvo con Celaya, Necaxa, Jaguares y Atlante.

Disputó cerca de 296 partidos en su carrera; con Jaguares jugó en 166 ocasiones mientras que con Rayados, su segundo equipo con el que más juegos tuvo, acumuló un total de 52.

El equipo donde no tuvo mucha participación fue Atlante. Con los Potros de Hierro solamente pudo disputar un partido, fue en el Clausura 2009 y terminó siendo transferido a Rayados.

Su mejor etapa como futbolista se dio de 2004 a 2007 con los Jaguares de Chiapas. Se convirtió en titular indiscutible y disputó 166 partidos con el club chiapaneco.

También se caracterizó por su celebración cuando sus compañeros lograban anotar. Sacaba una máscara de Blue Demon, se la ponía y celebraba con un estilo propio.

PODRÍA INTERESARTE: FUTBOLISTAS QUE CELEBRARON CON MÁSCARAS BIEN PUESTAS

Tuvo un estilo peculiar a la hora de defender su arco, su apariencia se complementaba con sus actitudes dentro de la cancha. Solía ser provocador y mandar a callar a los rivales.

En su etapa con Necaxa ocupó el arco durante 38 partidos y recibió un total de 39 goles. Se considera un paso aceptable ya que registró un gol cada 0.97 partidos.

Tuvo la fortuna de vestir la camiseta de la Selección Mexicana al menos por una ocasión. Su debut en el arco Tricolor se dio el 21 de enero de 2002 usando el dorsal 12.

En 2010 la vida del portero daría un giro radical al ser suspendido de las canchas por dopaje. El nueve de abril de 2010, la Comisión Disciplinaria decidió suspenderlo por dos años debido a un resultado positivo por las sustancias Oximetholone y su metabolito y el metabolito de la Dromostanolona.

En ese entonces era el arquero titular de Rayados, pero ante tal situación fue sustituido por Jonathan Orozco y Mauricio Aguirre. Este último, falleció el 23 de julio de 2011 debido a que fue diagnosticado con cáncer de piel.

Cuando estaba a punto de cumplir su sanción por dopaje, el siete de enero de 2012 fue presentado ante las autoridades como informador y complice de una banda de secuestradores.

La Procuraduría de Nuevo León lo presentó como integrante de una banda relacionada con el secuestro de Armando Gómez, quien era esposo de Gloria Trevi. Recibía de 100 mil a 200 mil pesos por señalar a cada víctima y participar en el acto.

Al momento de su detención se dio a conocer que el líder de la banda, relacionada con el Cartel del Golfo, también distribuía droga y que el Gato Ortiz era consumidor de cada una de estas sustancias.

Ortiz marcaba los objetivos y recopilaba información para facilitar el trabajo de sus colaboradores. Se decía que participó en dos de los veinte secuestros relacionados a la banda.

Fue ingresado al penal de Cadereyta desde el momento de su detención hasta el día en que se conociera su castigo. El 28 de marzo de 2017 hubo un motín en la prisión, donde resultó herido de gravedad y fue atacado por otros reos.

El ocho de enero de 2019 fue sentenciado a 75 años de prisión, oficialmente se le encontró responsabilidad en tres secuestros, robo de automóviles y sus nexos con el narcotráfico.

En entrevista con Milenio, declaró que siempre se ha considerado como inocente debido a que “en la declaración de los afectados, en ningún momento se me reconoce como secuestrador. Me conocen porque soy conocido, pero en ningún momento han dicho que los secuestré”.

“Nunca fui fanático del fútbol, de verlo, siempre fui alguien que le gustó jugar, pero no me llama mucho ya la atención”. “Yo un día 27 me voy a ir, y mucha gente me dice: estás loco. Estoy loco, me dieron 75 años, 75 años de sentencia que el hombre dio, pero yo sé que tengo un gran abogado que es el señor Jesucristo, y él me ha dicho que me va a sacar, y yo le creo”. Omar Ortiz para Milenio.

En la misma entrevista, en 2019, señaló que el futbol es cosa del pasado, pero que en la liga interna de la cárcel se desempeña como defensa central y no como portero.

Te podría interesar:

Comments