Deportistas que tuvieron muertes extrañas y repentinas

De izquierda a derecha Shad Gaspard, Kobe Bryant y Samuel Wanjiru

Facebook Twitter Google+

Estos personajes del deporte dejaron este mundo en circunstancias nada comunes, pocas veces vistas.

Las condiciones en las que se desarrollan los deportistas puede generar varias alteraciones en su cuerpo y en sus agendas. Estos fallecieron teniendo muertes extrañas o repentinas.

El caso más reciente es el de Shad Gaspard, estrella de la WWE que murió a los 39 años. Su cuerpo fue encontrado en Venice Beach, Los Angeles, luego de que intentara salvar a su hijo.

Alexis Vastine Camille Muffat Florence Arthaud

Un suceso ocurrido en marzo de 2015 acabó con la vida  de tres deportistas franceses. Florence Arthaud (regatista), Camille Muffat (nadadora) y Alexis Vastine (boxeador) fallecieron en un accidente de helicóptero en la provincia argentina de La Rioja.

Emanuele Renzi era un deportista italiano que falleció el 26 de marzo en Roma, a causa del coronavirus. Su padre declaró para el diario Corriere della Sera, que su hijo era alguien sano, sin enfermedades y que no padecía ningún padecimiento previo de Covid-19.

Bruno Bohan al recibir un balonazo

El 26 de marzo de 2018 se presentó una muerte repentina en el futbol croata. Bruno Bohan, entonces futbolista del Marsonia, recibió un balonazo en el pecho, cayó al suelo y minutos después falleció.

Miklós Fehér con Hungría

Miklós Fehér fue un futbolista húngaro del Benfica que falleció en el terreno de juego luego de recibir una tarjeta amarilla. Produjo una risa irónica e inmediatamente se desvaneció; la causa de su muerte fue un tromboembolismo pulmonar.

José Fernández

Robert Enke fue víctima de la depresión clínica producto de la muerte de su hija de dos años en 2006. El portero alemán nunca se repuso y en noviembre de 2009, en vísperas del Mundial de Sudáfrica 2010, se arrojó a las vías del tren para acabar con su vida.

José Fernández

José Fernández era una de las promesas más brillantes dentro del beisbol de los Estados Unidos, tenía 24 años al momento de su muerte. Pertenecía a los Miami Marlins y falleció debido a un accidente marítimo, donde su lancha volcó al estrellarse contra un malecón de piedras.

Un medallista olímpico con México también pereció de una manera repentina. Noé Hernández, medallista de plata en caminata de 20 km Sidney 2000, fue alcanzado por una bala pérdida en un bar, misma acción que le provocó la pérdida de su ojo derecho.

Yelena Ivashchenko, una judoca rusa, acabó con su vida el 15 de junio de 2013. Se suicidó arrojándose al vacío desde la ventana de su casa, a la fecha se desconocen los motivos para tomar dicha decisión.

Daundre Barnaby

Daundre Barnaby era un atleta canadiense de origen jamaicano que participó en la series de 400 metros en Londres 2012. Murió ahogado en marzo de 2015 durante una concentración de su selección.

Samuel Wanjiru era un atleta keniano que ganó la maratón en Pekín 2008. Falleció tres años después, el 14 de mayo de 2011, en su vivienda de Nyahururu, luego de caer desde su balcón y no poder ser reanimado debido a las heridas internas que sufrió.

Jakkrit Panichpatikum fue un tirador olímpico tailandés que falleció el 19 de octubre de 2013 víctima de un asesinato. Fue acusado de haber asesinado a su mujer, pero una vez que salió de prisión atentaron contra él; se decía que la que era su suegra ordenó a sicarios llevar a cabo el ataque.

Besik Khudokov era un luchador olímpico ruso que destacó por obtener la medalla de plata en la categoría de 55 kilos en Londres 2012. Murió a los 27 años en un accidente de auto en una carretera federal de Rusia.

El 19 de enero de 2012 la vida de Sarah Burke llegó a su fin debido a un accidente en su rama. Fue cuatro veces medallista de oro en los Winter X Games y falleció entrenando en Park City, Utah.

Yulia Balykina fue una atleta nacida en Bielorrusia, misma que falleció a finales de 2015 a la edad de 31 años. Su muerte fue misteriosa, la encontraron envuelta en plásticos y cubierta con musgo.

Christian López murió el seis de noviembre de 2013 en su país luego de sufrir complicaciones por una neumonía. Era levantador de peso, el problema radicó en que no se medicó por miedo a dar positivo en pruebas de dopaje.

Trevor More era un regatista estadounidense que murió a la edad de 30 años, víctima de una naufragio. Su embarcación se perdió en aguas de Florida, las autoridades lo dieron por muerto luego de no encontrar su cuerpo.

Burry Stander ciclista sudafricano

El mundo del ciclismo también se ha visto inundado por muertes repentinas e inesperadas. A la edad de 28 años, Burry Stander murió el 4 de mayo de 2014 luego de ser arrollado por un coche mientras entrenaba.

Abdelrahman el Trabily en contienda

Abdelrahman El-Trabily era un luchador egipcio que fue asesinado el 16 de agosto de 2013 durante una manifestación en su país, la cual apoyaba al expresidente Mohamad Morsi.

Kobe Bryant en juego con los Lakers

Una de las muertes más trágicas en el deporte ha sido la de Kobe Bryant. Black Mamba falleció el 26 de enero de 2020 en un accidente de helicóptero, en el cual iba acompañado de su hija Gianna. La aeronave en donde iba se estrelló en Calabasas, California, y posteriormente se incendió.

 

Te podría interesar:

Comments