Artistas que estuvieron cerca de ser futbolistas profesionales

Facebook Twitter Google+

Muchos aficionados al futbol soñaron en su infancia con ser futbolistas profesionales y muy pocos llegaron a conseguirlo. Sin embargo, algunos obtuvieron fama en otros ámbitos, como es el caso de varios cantantes, actores y comediantes.

Estos son algunos artistas que tal vez no sabías que estuvieron cerca de ser futbolistas profesionales.

El cantante y compositor José Alfredo Jiménez se mudó a la Ciudad de México a los ocho años y fue portero del Marte y Oviedo en los años 40.

‘El Rey’ fue gran amigo de Antonio ‘La Tota’ Carbajal. “No era malo, pero le gustaba más la cantada”, comentó el Cinco Copas.

El comediante Teo González, oriundo de Guanajuato, fue portero de León de 1983 a 1986, pero se retiró por culpa de la corrupción en el futbol mexicano, aseguró.

Teo confesó que los visores le pidieron dinero para debutar, pero no aceptó hasta que le dieron las gracias en el club y ya no tuvo tiempo de buscar otro equipo.

Maluma pensó de niño en ser uno de los mejores futbolistas y formó parte de las inferiores de Atlético Nacional. Jugaba de volante o lateral y quienes lo vieron dicen que era bueno.

“El futbol me gustaba mucho, pero la música causó algo en mí que el futbol no estaba causando”, confesó el reguetonero colombiano.

Ricardo González, mejor conocido como Cepillín, tuvo la oportunidad de ser portero profesional antes de convertirse en payaso.

Cepillín estudió Odontología en la Universidad Autónoma de Nuevo León y jugó como portero de Tigres en los inicios del club.

El cantante español Julio Iglesias fue portero y estuvo en la cantera del Real Madrid cuatro años y medio e incluso debutó con el primer equipo.

A los 20 años sufrió un accidente de automovilístico que lo mantuvo meses en el hospital y le dejó lesiones en la espalda que lo hicieron dejar el futbol.

Octavio Ocaña, conocido como “Benito” en el programa “Vecinos”, intentó ser futbolista profesional y jugó en la escuela del Pachuca, pero no tuvo mucho éxito.

“Me fascina el futbol. Es una afición tan intensa que aceptaría continuar por el resto de mi vida aún sin dinero de por medio”, comentó cuando era niño.

Kalimba jugó futbol desde niño al mismo tiempo que participaba en programas como Chiquilladas. A los 12 años ingresó a las inferiores del América.

“Cuando debutó Giovani Dos Santos lloré porque yo pude ser el primer negro en jugar con la Selección Mexicana”, confesó en una entrevista el cantante.

Sean Connery, actor conocido por interpretar a James Bond, pudo jugar con el Manchester United, pero rechazó la oferta a los 23 años de edad.

En un partido con un equipo modesto de Escocia, fue visto por Matt Busby, entrenador del ManU, quien quedó sorprendido con sus dotes y le ofreció un contrato, pero no aceptó.

El actor poblano Sergio Goyri formó parte de las inferiores de Pumas y América. Era de la generación de Hugo Sánchez y Jesús Ramírez.

Al actor salió de Pumas porque no estudiaba en la UNAM y del América por su pasado felino y “por malo”. Dijo que tuvo ofertas de otros equipos, pero se decepcionó del futbol.

Arturo Carmona jugó futbol de niño en un equipo amateur llamado Botafogo, además de estudiar actuación.

Debutó con Monterrey y jugó también con Tigres como delantero, pero decidió dejar el futbol por orden de los dueños del club felino de que saliera.

 

TE PUEDE INTERESAR:

Comments