Guerra y futbol: los equipos de la Copa Asiática y sus procesos de guerra

Facebook Twitter Google+

 

En Asia no para por futbol, ya están definiendo al país que los representará en la Confederaciones del 2021. Los participantes no son potencias a nivel mundial, de echo son naciones que han sufrido para mantener una estabilidad social y política, las guerras han empañado su existir, pero gracias al futbol consiguieron una forma de escapar y desarrollarse.

Varios son los países que hasta la fecha todavía combaten con este problema, de los 24 participantes, nueve no logran equilibrar la balanza, juegan con la preocupación de lo que pueda ocurrir en sus lugares de origen, o incluso con sus familias. Si bien el futbol no es la solución a todo, si consigue que muchos se atrevan a experimentar e incluso tener la valentía para demostrar que no todo es malo.

Algunos territorios como Palestina, Yemen,  Vietnam, Siria e Irak, viven en un auténtico campo de guerra; mientras que otros pocos como Irán, Arabia Saudí, Jordania y Corea del Norte, combaten contra lo social, buscan igualdad para cada uno de sus habitantes.

Palestina

Mantiene conflictos bélicos con Israel desde inicios del Siglo XX, distintos son los motivos por los que se mantienen en constante ataque, desde reclamo de territorio, respeto a las fronteras, asentamientos migrantes hasta religión. Los bombardeos son el pan de cada día, los civiles están expuestos a cualquier ataque las 24 horas del día. La idea de enrolarse en el futbol ha sido vital para nacidos y no nacidos en el país; su actual plantilla cuenta con Pablo Tamburrini, Yashir Islame, Alexis Norambuena y Jonathan Cantilla, cuatro jugadores nacidos en Chile, pero con raíces de este país. Algunos han asegurado que juegan por amor al país y para darle felicidad a la gente que no la pasa nada bien, pero que viven el futbol como una pasión única. Además en esta tierra hay igualdad con las mujeres, es de los pocos países de medio oriente que cuentan con Selección Femenina.

Yemen

Es un país donde el extremismo no conoce límites, existe una guerra olvidada que se originó en 2011, cuando grupos rebeldes. llamados hutíes, se levantaron en armas para destituir al que era presidente autoritario, Ali Abdullah Saleh. La situación se salió de control, surgieron enfermedades como el cólera lo que provocó muertes en niños y adultos; todo esto provocó que países como Arabia, junto a Estados Unidos, Francia y demás países árabes, se unieran para restaurar el gobierno. La pelota llena de ilusión a la gente que vive en medio de la guerra, los jóvenes se alejan de esa tensión por minutos o incluso horas, su alegría es enorme al saber que los suyos han calificado por primera vez al torneo más importante de selecciones en Asia. Las expectativas son bastantes, afición y prensa esperan un papel digno; al no ver muchas victorias, cada que perdían por una diferencia pequeña  lo celebraban or ser una actuación digna.

Vietnam

Todos conocemos que fue de Vietnam hace unos años, no la pasaron nada bien debido a la guerra que vivieron durante 20 años, de 1955 a 1975, contra Estados Unidos. Después de eso llegó la calma para el país entero, decidieron reunificarse con una idea comunista, a tal grado de lograr convertirse en una de las economías más evolucionadas del mundo. La bocha no se queda atrás y formó parte de esta transición, su selección tuvo progreso enorme en los jóvenes hasta consolidarse en selección mayor y conseguir un invicto de tres años, esto desde finales del 2016.

Siria

El problema con Siria va desde 2010, cuando la población se colocó en contra del régimen del presidente Bashar al Assad. Todo comenzó con una guerra civil, el pueblo tenía un objetivo claro, pero desafortunadamente todo se salió de control. El gobierno empezó a responder, al mismo tiempo los rebeldes empezaron a contar con el apoyo de otra naciones. Unos planeaban torturas, asesinatos, fusilamientos y violaciones. Todo eso derivó a que los grupos terroristas, como el Estado Islámico, hiciera su aparición, desde ese momento la guerra no ha parado, explosiones, muertes de inocentes y el miedo se han apoderado de todos los civiles, hasta ha sido motivo para que estos abandonen el país y busquen refugio en el extranjero. Afortunadamente, un grupo selecto de futbolistas se ha encargado de enderezar un poco la situación, durante noventa minutos se encargan de aliviar las penas de su gente y así aprovechar el mínimo momento de alegría. Incluso en octubre de 2017 estuvieron a punto de clasificarse al Mundial de Rusia, pero un travesaño evitó la hazaña en tiempo regular, terminarían por ser derrotados a manos de Australia en tiempo extra.

Irak

Los conflictos en Irak son más religiosos que políticos, los grupos rebeldes han buscado imponer su ideología ante la sociedad, hacer ver superior al Islam ante el cristianismo, es por eso que grupos como Al Qaeda, ven de manera oportuna atacar a todos los civiles que demuestren su oposición. Los ataques a estos grupos son constantes, explosiones, misiles  y atracos han provocado que hasta la misma gente de su religión haya perdido la fe. El miedo que han generado los grupos musulmanes se ha vuelto algo obvio, la lucha por terrenos es constante. En cambio todo esto no es algo que represente mayor problema a la selección nacional irakí que cada que les toca jugar hacen lo posible por poner en alto a su país y hacer olvidar todos los atentados. Su éxito se ha visto reflejado desde 200 cuando consiguieron ganar la Copa de Asia, sorprendieron a todo el continente y hasta la fecha, con un plantel joven han intentado repetir la hazaña. Una de sus figuras, Justim Meram, pasó de ser confundido con un terrorista a representar a Irak a través de un mensaje por Facebook de Yousif Al-khafajy, visor de talentos asiáticos. Nació en Estados Unidos, pero de padres iraquíes, encontró su consolidación en 2011 con el Columbus Crew de la MLS.

Irán

Sus problemas son más sociales que bélicos, en ocasiones les ha dado por meter su cuchara para asociarse y discutir algunos problemas con Estados Unidos y otras potencias, en especial europeas, las cuales han presionado en momentos circunstanciales para iniciar convenios. Su futbol ha progresado durante los últimos 10 años, ha estado presente en los últimos Mundiales, Brasil y Rusia, pero sin el resultado esperado; eso sí, han luchado hasta el final y al despedirse lo han hecho con un gran sabor de boca. Su principal problema es el machismo, creer que el hombre es superior ante la mujer. La ley le ha impedido a las mujeres estar presentes en estadios de futbol desde 1981, aunque hace unos meses, en octubre, reabrieron las puertas para que pudieran disfrutar del espectáculo, aproximadamente 100 mujeres hicieron acto de presencia.

Arabia Saudí

Comparte similitudes con Irán, pero la diferencia es que tienden a tener conflictos pasivos con Egipto, Túnez y Siria, principalmente por el petroleo que poseen. La represión ante las mujeres es otro de los factores que caracterizan a este país, los hombres pueden casarse con infinidad de mujeres y suelen desconocerlas en ocasiones, a tal grado de que en la actualidad cuando quieran divorciarse de ellas, no se les hará saber hasta que se les envíe un mensaje de texto. La religión igual es algo a considerar, toda represión o insulto para el islam. En la cancha, todo queda atrás, logran sacarle sonrisas a su afición cuando se trata de rifarse los 90 minutos. Su actual proyecto está encabezado por Juan Antonio Pizzi, que hizo historia al ganar un partido en una Copa Asia y en un Mundial con los Halcones Verdes.

Jordania

Las cosas en Jordania no pintan tan mal como muchos podrían verlo, en el gobierno se han alejado de las guerras y han optado por empezar una nueva etapa, su principal arma hoy en día es servir como país que recibe a los refugiados sirios, aunque eso sí, esto ha traído problemas hasta para los habitantes que han sufrido la saturación de servicios públicos y el aumento de valor en algunos productos por la misma demanda. Los seleccionados han hecho todo lo posible por destacar en el continente, el futbol es algo que reúne a toda la nación frente a la televisión, hasta al Rey y al Príncipe.

Corea del Norte

Todos somos conscientes de lo que ocurre en Corea del Norte, la represión gubernamental hace que a todos los que vivimos de este lado del mundo seamos agradecidos por donde vivimos. El gobierno de Kim Jong-un hace que el pueblo tenga que seguir las indicaciones y leyes al pie de la letra. Están desconectados del mundo, ellos no saben lo que pasa afuera de su país, además los problemas con Surcorea hacen que la tensión sea mayo día con día. El morbo está en que su líder, podría desatar un conflicto de gran magnitud contra Estados Unidos, Japón, China o sus vecinos del sur. Ha tenido presencia en los Mundiales de 1966 y 2010, pero el futbol no varia mucho de acuerdo a las reglas que se tienen, es amateur y cuenta con tres pequeñas ligas, además lo que aquí vemos como una cáscara, allá es un torneo de suma importancia. El futbol femenino es más potencial que el masculino, se han consagrado tres veces campeonas de Asia. La presión siempre está, de no hacer un papel digno en eventos de alta magnitud, podrían pagarlo con la vida o en ocasiones a los jugadores se les condiciona, como a Han Kwang-son, futbolista del Cagliari que se ve obligado a dar parte de su sueldo al gobierno, gana al rededor de 1600 euros.

Comments