Andy Ruíz Jr., una historia en imágenes del campeón mexicano de peso completo

Facebook Twitter Google+

Una de las sorpresas más grandes del deporte, la dio Andy Ruiz Jr. Se convirtió en el primer campeón mexicano de peso completo, contra todos los pronósticos.

Una historia de superación que terminó en la emoción de todo un país y el respeto del mundo pugilístico. La siguiente información fue retomada gracias a sus declaraciones y las de su familia o gente cercana.

Su éxito ‘Imperial’, lucía complicado

Nació en Imperial, California y se crió en Mexicali, Baja California. La americana es una zona donde existe el tráfico de drogas y las pandillas, Mexicali está considerada como una de las más peligrosas de México, lo que lo hizo tener problemas en su desarrollo.

Acoso escolar

Su peso fue un problema en la infancia. Sus compañeros no dejaban de hacerle burla por su físico, que siempre lució robusto.

El cambio comenzó rápido

Le hizo frente a las burlas y complejos, entrenando desde muy pequeño. Tenía seis años cuando comenzó a entrenarse en el boxeo y a los siete, tuvo su primera pelea amateur.

Los hombres detrás del gran boxeador

En su época amateur, fue el entrenador Fernando Ferrer, quien lo llevó a ganar más de 100 peleas. Ahora es Manny Robles, el que ha creído en él, hasta conseguir lo que ningún mexicano había hecho en la historia.

Caer y volverse a levantar

Se acercó a la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing. Desafortunadamente cayó frente a dos rivales y no llegó a la justa internacional.

Perseverancia y seguridad, lo que lo llevó al Madison Square Garden

Faltaban cinco semanas para la pelea entre Anthony Joshua y Jarrell Miller, cuando el último dio positivo en el antidoping. A la hora de buscar rival, el promotor de Joshua se encontró con un mensaje de Ruiz en Instagram, donde aseguraba que era mejor que cualquier otro en el que estuvieran pensando.

Una preparación diferente para una pelea diferente

Con poco más de 120 kilos y un mes para prepararse, el mexicano contrató a un nutricionista que incluso le cocinaba. Cuando comenzaba, llegó a pesar 170 kilos.

La cábala también estuvo con él

El control en su alimentación, no le impidió seguir con su tradición. Antes de cada combate, siempre come una barra de chocolate Snickers, marca con la que incluso dijo estar cerca de ser su imagen.

100% mexicano

Nació ‘del otro lado’ pero su corazón le pertenece a nuestro país. Preferiría visitar a AMLO antes que a Trump y en su piel lleva tatuada la frase ‘Made in Mexico’.

Agradecido, humilde y orgulloso

Algunas de sus primeras palabras tras su triunfo, fueron para agradecer a su mamá y prometerle que su vida iba a cambiar. Ahora podría recibir el Premio Nacional al Deporte, por su hazaña.

Podría interesarte:

¿Quién es Andy  Ruiz, el primer campeón mexicano de peso completo?

Comments