Comparta éste artículo
Main logo

Istanbul y árbitro rumano 'firman la paz'; todo fue un malentendido

Un integrante del equipo turco sostuvo una charla con el árbitro rumano que fue señalado de cometer actos racistas durante el partido de Champions League ante el PSG.

FUTBOL INTERNACIONAL

·

La polémica generada entre el Istanbul Basaksehir y el árbitro rumano, Sebastian Coltescu, ha quedado aclarada luego de todo lo acontecido.

Demba Ba, uno de los futbolistas que encaró a Coltescu, decidió 'firmar la paz' con el asistente luego de que se dejara en claro que no hubo racismo.

Emanuel Rosu, periodista rumano, declaró que Ousmane N'Doye, exfutbolista senegalés que jugó en Rumanía, se encargó de establecer la conexión entre Ba y Coltescu.

EL BALÓN DE LA CHAMPIONS LEAGUE ESTÁ EN AMAZON

N'Doye es amigo en común de ambos personajes, mismo que declaró que todo lo sucedido el pasado 8 de diciembre de 2020 fue un malentendido.

Demba Ba habría revelado que nunca dijo que fuera racismo, simplemente que la palabra 'negro' no debía de mencionarse dentro de una cancha de futbol.

Demba Ba pensó que Coltescu no debía haber usado la palabra 'negro', Coltescu lo entendió. Conozco a los rumanos y nunca he tenido problemas de racismo allí. Traté de hacerme con el número de Coltescu tan pronto como pude para animarle. Sé que no es racista."

Ousmane N'Doye

Ousmane declaró ante Rosu, que sus amigos le llamaron para agradecerle por ser el intermediario entre ambos, principalmente porque la conversación fluyó de una manera agradable.

Actualmente, la investigación de la UEFA sigue activa, pero no por lo ocurrido entre Coltescu y el cuerpo técnico del Basaksehir. Se contempla que las acusaciones en contra del rumano sean rechazadas.