Editorial: Vergüenza mexicana en Polonia

Facebook Twitter Google+

La Selección Mexicana perdió ante Japón y depende de un milagro para continuar en Polonia 2019, pero podríamos ahorrarnos la pena de una nueva exhibición del caos.

Pese a la segunda derrota de México, el sistema de competencia todavía deja un espacio para la esperanza, ¿pero es necesario prolongar la exhibición de un equipo sin idea de juego? Diego Ramírez anticipó que este equipo llevaba meses de trabajo… no lo hemos visto.

Sí, el grupo de México no es sencillo, debutaron contra una Italia prometedora que los superó en todas las líneas y después se encontraron con Japón, un equipo veloz, que maximiza sus virtudes en el juego colectivo, más efectivo que vistoso, pero esta debacle no es novedad. El representativo no ha ganado en sus últimos 9 partidos.

La Selección de Diego Ramírez sorprendió en los primeros 10 minutos con el control de balón y un par de ocasiones que no pudieron concretar. Las malas decisiones frente al arco se repitieron, en buena parte por falta de acompañamiento a los referentes del equipo Diego Lainez y José Juan Macías.

Del desorden del mediocampo al nulo entendimiento en la zona defensiva, México nunca se encontró como equipo. La ofensiva de Japón, encabezada por Tagawa y Miyashiro, en cambio, halló espacios en cada ocasión y aprovechándose de las malas marcaciones, sentenció la goleada.

La desesperación se apoderó del equipo en la recta final, los balones largos y el amontonamiento de delanteros no fue suficiente ni siquiera para el descuento.

Esta selección de jóvenes hambrientos, aunque sin guía, está obligada a jugar contra Ecuador el próximo miércoles, pero sería mucho mejor si pudiéramos evitarnos la pena.

Los goles del partido:

Podría interesarte:

¿Qué necesita México para seguir en el Mundial Sub-20?

Comments