Editorial: México, que te den la Copa Oro y marchate a Conmebol

Facebook Twitter Google+

¿Qué se podría analizar del juego de México contra Cuba? El debut en la Copa Oro dejó satisfecho a propios y hasta a los propios cubanos. Era un juego en el que se debía cumplir, ganar y sobre todo anotar. Uriel Antuna, fue figura luego de que estaba prácticamente borrado de la lista.

Una vez más quedó demostrado que la Copa Oro no es más que una serie de “amistosos” porque no existe rival para México. Los cubanos no representaron mayor problema para el equipo mexicano, solo tuvieron un tiro a puerta en todo el partido. La nueva generación del Tricolor tenía una prueba accesible en frente y no fallaron.

Uriel Antuna pasó a convertirse en figura, demostró su nivel y justificó su llamado, Sí, a pesar de haber estado borrado por un momento, él se mantuvo dentro de la convocatoria por que el Tata sabía de su potencial. Anotó tres goles, sus primeros tres en selección, en un torneo oficial y los gritó con toda la emoción. Terminó el juego, tomó el balón y se lo llevó a casa.

¿Qué más le falta a Martino por descubrir? Llegó a México, se topó con jugadores que se negaban a selección, enfrentó lesiones y ahora presenció 90 minutos de futbol en zona de confort. No hay nada que celebrar, se le ganó a Cuba, en un torneo en el que se pueden ahorrar juegos. Además el rival más importante o rocoso puede estar en la final.

No queda de otra, tomar la Copa Oro con estos jóvenes, celebrar y hacer que la federación razone y los lleve a Conmebol. Ya lo dijo el Tata, quiere que México se libre de las facilidades y encare buenas competencias, pero sin descuidar lo económico. El entrenador sabe que se puede progresar, que hay material para hacerlo y demostrarlo en Copa América. Conmebol espera con selecciones de mayor nivel y mucho mayor prestigio.

 

Te podría interesar:

Comments