El día que le cambió la vida a Salvador Cabañas

Facebook Twitter Google+

Salvador Cabañas es conocido en el mundo del futbol por sus hazañas en la cancha, en especial por sus goles, pero también por el trágico evento que la cambió la vida para siempre en 2010.

Cabañas ya había mostrado lo bien que jugaba al futbol en México. Con Jaguares de Chiapas perforó las redes en más de 50 ocasiones, lo que lo llevó a ser el máximo goleador del club.

El buen juego del paraguayo hizo que el América se interesara en él. Fue en el Apertura 2006 cuando ocurrió el fichaje.

TE PUEDE INTERESAR: 

Cabañas compartió cancha con Cuauhtémoc Blanco, Nelson Cuevas, Claudio Javier López y Matías Vuoso.

Al siguiente año, Cabañas despegó con las Águilas, marcó su gol 100 en el futbol mexicano, fue líder goleador en la Copa Libertadores.

Además era el capitán de la Selección de Paraguay, que estaba lista para ir a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

El mismo Cabañas reconoció que había firmado un precontrato por 1.7 millones de dólares para una transferencia en Europa, ya que su destino sería el Manchester United.

Arrancó el torneo Bicentenario 2010. Como siempre Cabañas inició con el pie derecho al marcar dos de los cinco goles que el América le marcó a San Luis en la Jornada 1.

fifa.com

El último partido en la Liga mexicana

La Jornada 2 sería la última vez que Cabañas jugaría futbol profesional después de mucho tiempo. El sábado 23 den enero de 2018 visitaron a Monarcas donde sufrieron su primera derrota 2-0. Cabañas jugó los 90 minutos.

El lunes 25 de enero de 2010, Cabañas decidió pasar un rato junto con su esposa en el Bar-Bar, de la Ciudad de México, aseguran que fue para olvidar la derrota.

Reportes oficiales aseguran que Cabañas fue al baño a las seis de la mañana, se encaró con un par de hombres, “el futbolista recibió un disparo que entró por su frente de calibre .38 y se alojó en el lóbulo izquierdo del cerebro”, informó El País.

Jorge Balderas Garza, el JJ, fue señalado como el agresor, además de estar relacionado con los hermanos Beltrán Leyva.

Cabañas vivió momentos cruciales

El delantero tenía 29 años y fueron horas cruciales en el Hospital Ángeles del Pedregal, tras el ataque.

La afición nunca dejó solo a Cabañas, incluso el estadio Azteca fue el lugar perfecto parque se congregaran y mostraron su apoyo al futbolista.

Cada hora que pasó internado en el hospital fueron vitales para Cabañas, quien estuvo un coma una semana, pero fue hasta marzo cuando comenzó la rehabilitación; para muchos fue un milagro cómo logró salir adelante.

A partir de este momento, Cabañas vivió un cambio radical en su vida: “Me di cuenta de que cuando juegas eres un estrella y cuando no la haces, nadie te presta atención después”, declaró para ESPN.

Cabañas también aseguró que después del accidente nadie en Paraguay se tomó el tiempo de visitarlo, pese a que le dio grandes glorias a la Selección de su país.

“Es ingrato. Yo era un ídolo en Paraguay. Nadie de la Asociación Paraguaya de Futbol ni ningún compañero de equipo vino a verme en el peor momento”.

En su momento aseguró que también el América lo abandonó: “Ahí cuando uno está bien, siempre están contigo, te agradecen y todo, pero después se olvidan de muchas cosas”.

La vida de Cabañas ya no es la misma desde aquel 2010, mientras tanto a principios de 2019, el JJ, agresor de Cabañas, fue sentenciado a 20 años de cárcel.

 

Comments