¿Qué consecuencias tendría la desafiliación del Veracruz?

Facebook Twitter Google+

La Liga MX inició un proceso de investigación contra el Veracruz por los múltiples adeudos del club e informó que su desafiliación es una posibilidad.

La desafiliación tendría consecuencias no sólo para los Tiburones Rojos, sino también para los jugadores, la liga e incluso otros equipos.

Desde la temporada pasada Veracruz comenzó a manifestar problemas con los pagos de sus trabajadores.

Incluso en el torneo Clausura 2019 le restaron tres puntos por atrasarse dos meses en sus pagos. La desafiliación del club sería la última instancia.

Si Veracruz es desafiliado, el próximo torneo Clausura 2020 tendría que disputarse con 18 equipos, por lo que se tendría que hacer un nuevo calendario.

La Liga Mx Femenil, así como la Sub 20, Sub 17 y Sub 15 y Sub 13 también se tendrían que disputar con un equipo menos.

 

Veracruz estaría imposibilitado para participar en el Régimen de Transferencias y Contrataciones.

Veracruz no podría vender al portero Sebastián Jurado, uno de los más cotizados actualmente.

Los jugadores de Veracruz que terminen contrato con el club quedarían libres, pero tendrían que buscar nuevo equipo.

Para la temporada 2020-2021, Atlas, Juárez y Chivas estarían en el fondo de la tabla de descenso sin Veracruz como su salvador.

El Estado de Veracruz no tendría equipo en el máximo circuito por primera vez desde la temporada 2012-2013.

Fidel Kuri, como dueño, no podría solicitar su afiliación a la Femexfut otra vez.

Los Tiburones Rojos podrían reaparecer en la Liga MX, pero con diferente dueño, ya que La Liga MX reserva el derecho para “realizar la sustitución del certificado de afiliación durante la temporada siguiente a su separación de la Asociación, previo cumplimiento de los requisitos correspondientes”.

TE PUEDE INTERESAR:

Comments