León prefirió a Ambriz, un técnico de bajo costo, que ya está en los libros de récords

Facebook Twitter Google+

Jesús Martínez Murguía llegó muy serio a la conferencia de prensa. Es septiembre del año pasado y el equipo no camina. Todavía no lo sabe ni Jesús ni sus aficionados, pero para diciembre el equipo verá las finales por televisión y sumarán dos torneos sin calificar a la Liguilla. Para ese entonces ya estaba en la lista Ignacio Ambriz  (que sin pensarlo) hizo historia en el futbol mexicano.

La eliminación llegará después, pero ahora al presidente de León le toca dar la cara ante los medios por el despido de Gustavo Díaz como entrenador.

Se empiezan a especular nombres y Jesús reconoce que en algún momento el argentino Matías Almeyda era la persona que más le seducía para tomar al equipo, le parecía un técnico ideal para el club.

Luego acudió a mirar las finanzas del equipo, ver los presupuestos y el dinero no alcanzaba. Un estadio que costará construirlo 2,500 millones de pesos limitaba la inversión en jugadores y cuerpo técnico.

“Matías es un técnico que se ha ganado la jerarquía y viendo los presupuestos y con el proyecto del estadio es difícil solventarlo”… así que entonces el club tuvo que voltear a ver otra opción más económica y así llegó Ignacio Ambriz, quien ahora será recordado como el entrenador que logró 11 victorias consecutivas en la Liga MX, un hecho que jamás se había conseguido en la historia del futbol mexicano.

Según en datos obtenidos por REFEREE, León contaba con un presupuesto de 600,000 dólares anuales para su entrenador y Matías pedía más de 1.1 millones de dólares, casi el doble de lo que tenía disponible el club par enderezar el camino.

Ambriz fracasó en su primera temporada porque el club no calificó y en el Clausura 2019,  después de tres fechas consiguió su primer triunfo, a la siguiente semana el segundo, luego el tercero y este viernes pasado el onceavo al hilo.

Nacho nunca ha sido un entrenador que cobre demasiado. Y tiene argumentos para al menos considerarse un técnico con mejores opciones. Tiene experiencia en España donde convivió y supervisó el trabajo de Javier Aguirre con quien trabajó como auxiliar en Osasuna y Atlético de Madrid, pero además dirigió al América (donde se coronó en Concacaf), además de un título de Copa MX en 2018 con Necaxa. Inclusive en el 2016 fue considerado como el 11avo entrenador del mundo por un mes.

“La vida es de riesgos y me gusta correrlos”. Esta es una de las frases que pronuncia Nacho cada vez que le preguntan el por qué  toma clubes que parece que no tendrán ningún brillo. Lo que se presagiaba como un fracaso, ahora es ya historia. León fichó a alguien que tuviera reconocimiento, experiencia y aunque no le seducía del todo, se decidió por Ambriz… y la jugada le salió.

FOTO: MEXSPORT

 

TE PODRÍA INTERESAR

León, el Moneyball de la Liga MX

Comments