La ilusión y los sueños, el arma para defraudar a los niños

Facebook Twitter Google+

Juan tiene 12 años pero su físico es de un joven de 16. La altura y los músculos dicen que su cuerpo dejó de ser de un niño, aunque todavía lo es.

Los padres de Juan -a quien nombramos así por motivos de seguridad- pagaron durante casi dos años 3,000 pesos mensuales. El niño tiene talento para el futbol y un visor-promotor le prometió llevarlo al profesionalismo, con la eterna consigna de que le conseguiría una prueba con los Pumas.

Eso ocurrió en Poza Rica, Veracruz, en canchas rentadas donde Juan entrenó todo eso tiempo hasta que el visor le dijo que se vieran en la ciudad de México, que la prueba había llegado por fin.

Juan y su familia llegaron, pero “su representante” no. Luego decidieron ir a La Cantera, preguntaron por él y nadie la conocía.

Casi 72,000 pesos para una oportunidad que nunca llegó.

****

“Muchos hacen negocio con la pasión, las ilusiones, se aprovechan de las familias y de los niños”, dice Ángel Palma, director de Total Match, agencia de consultoría y capacitación en gestión de imagen, especializada en la industria del futbol y quien trabaja con juveniles.

Hoy, en el día del niño, ¿cuántas personas se habrán aprovechado de los sueños de ellos?

Los fraudes de los visores o personas que prometen colocar a sus hijos en equipos de Tercera, Segunda, Ascenso o Liga MX son comunes y ocurren desde siempre.

José Riestra, vicepresidente deportivo de Santos, dice que es verdad, “que lamentablemente muchas personas que no tienen sensibilidad ni pudor se aprovechan de los papás y del deseo de los niños de ser profesionales”.

Hace unos meses la Federación mexicana de Futbol -ante llamadas de padres de familia y publicaciones en Internet- se vieron obligados a emitir un comunicado oficial donde aseguraban que ellos no hacían visorias y sobre todo que no cobraban.


-¿Se cobran las visorias?, le pregunté a Ángel Palma

-No para nada, llevas tu short y playera blanca y nada más.

****

El sitio web de AFP Agentes de Fútbol, que su única forma de contacto es un correo de Gmail o Facebook, tiene un apartado que dice “Considera lo siguiente para ser futbolista profesional”:

1.- Tener capacidad para jugar futbol

2.- Edad.

3.- Disciplina en entrenamientos.

4.- Disciplina fuera de entrenamientos.

5.- Hacer a un lado las excusas.

6.- Continuar estudiando

.

.

7.- Inversión económica: “Si piensas que para llegar al fútbol profesional no requieres hacer algún tipo de esfuerzo económico, no lograrás avanzar”.

La empresa pide a los interesados para jugar en Tercera División 3,000 pesos para la notificación de visorías de los equipos y seguimiento de los jugadores . Hay diferentes tarifas y servicios.

Su sitio web tiene registrados sólo a cuatro jugadores.

****

“Nosotros siempre anunciamos nuestras pruebas en las redes sociales y no cobramos nada. Nos hemos enterado de personas que han lucrado, pero hago un llamado a los padres que se informen por los conductos oficiales”, dice Riestra cuando se le cuestiona sobre sus procesos de información.

Ángel Palma asegura que es complicado que los clubes destinen presupuesto para controlar el problema, pero propone que se realice una base de datos de todas las filiales oficiales en el sitio de la Liga MX para que todos tengan acceso.

Los casos se presentan todos los años, por ejemplo – también en Veracruz- la señora Daría Oralia Rico denunció que le pagó 7,600 pesos a “profe” Antonio Córdoba para llevar a su hijo a realizar pruebas al América o la estafa de 675,00 pesos de Salvador González a 15 jóvenes a quienes les prometió entrar a las divisiones inferiores de los Tiburones de Veracruz.

“Es algo que no terminará, pero que hay que tratar de estar siempre en comunicación con los papás y los niños para tratar de controlar ese tipo de promesas que solo se aprovechan de ellos”, dice José Riestra, quien trabaja una de las mejores canteras del futbol mexicano.

Juan todavía busca estar en un equipo profesional, mostrar su talento y cualidades físicas. Quizás él tenga un poco de fortuna, pero algunos no, y no solo también se les acabó la suerte, también los ahorros familiares.

TE PODRÍA INTERESAR

Mexicanos en canteras importantes en Europa

 





Comments