¿Carlos Salcido merece un club como Veracruz?

Facebook Twitter Google+

“Ni Chivas me debe nada ni yo a Chivas, solo agradecer siempre a Jorge (Vergara), Amaury (Vergara), a los entrenadores y jugadores, aquí seguimos, pero próximamente podríamos estar haciéndonos a un lado”, dijo el noviembre pasado Carlos Salcido, insinuado con su retiro como futbolista profesional.

Pero los Tiburones del Veracruz anunció su contratación sorprendiendo a todos. “Todo dependerá de cómo me sienta físicamente”, dijo hace unas semanas el jugador mexicano cuando le cuestionaron sobre su continuidad como futbolista. Y parece que se siente bien para continuar su carrera, pero ¿merece llegar a un club como Veracruz?

Un estudio de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro) de hace algunos años dice que los futbolistas que están a un paso del retiro y en los primeros meses de estarlo sufren depresión en casi el 40% de los casos. “Algunos se aferran a continuar su carrera bajo circunstancias complicadas o no favorables”, detalla el documento. ¿Eso le ocurre a Salcido?

Nadie puede negar la relevancia de Carlos en el futbol mexicano: disputó tres mundiales, fue un ícono para Guadalajara el club más popular de México, ganó la medalla de oro en Londres 2012, fue campeón en Holanda con el PSV y jugó en la Premier League.

Nadie puede además reprocharle su profesionalismo.

Pero llega a un club que tiene problemas severos:

  1.  Tiene graves problemas de descenso, puede descender en algunas jornadas.

  2. Ha presentado el problema de los dobles contratos.

  3. Han tenido falta de pagos en algunos momentos.

  4. La reputación de la directiva (encabezada por el dueño Fidel Kuri Grajales) no es la más positiva.

Salcido llega al Veracruz a unos días del cierre de fichajes y a sus 38 años los días como profesional parece que se agotan.

Comments