Atlante y 100 años que estuvieron a punto de irse al olvido

Facebook Twitter Google+

Atlante estuvo a punto de caer a Segunda División, sufrió por falta de pagos, diversos cambios en la administración, les quitaron el apoyo gubernamental y sus partidos no eran transmitidos.

Se fundó en la colonia Roma de la Ciudad de México en 1916, principalmente por comerciantes y obreros de barrios humildes. Fue uno de los equipos más populares en el futbol mexicano pero todo ha cambiado. Ahora el club está hasta el punto más extremo del sur del país y apenas tienen un promedio de asistencia del 16% de su estadio.

Poseedor de tres títulos de liga, uno de copa y dos Concachampions, merecería algo más que estar peleando por regresar a la Liga MX.

Es verdad que ha sido un equipo irregular durante su historia, con tres descensos pero temporadas de ensueño como el Apertura 2007. Aquella campaña fue la primera que jugaron en Cancún, después de mudarse por la ausencia de afición en el estadio Azteca.

Desafortunadamente, sólo estuvieron alguno años más en primera, pues los malos resultados comenzaron a abundar en los Potros. 

“(El de 2007) Era un equipo muy trabajador, muy humilde, un equipo que jugaba bien al futbol, que se paraba en cualquier cancha y sabía que éramos competitivos. Nunca le tuvimos miedo a nadie, jugábamos de igual a igual, era un equipo que tenía hambre de victoria, de gloria”, comentó Gabriel Pereyra, meses antes de ver descender al Atlante.

Con la llegada al Ascenso MX, comenzaron los cambios en toda la institución y se hicieron evidentes las anomalías que se vivieron en su caída libre hacia la división de plata.

“En México no tuve buena experiencia, el club estaba desorganizado. En la segunda argentina la mayoría de clubes están mas organizados”, platicó Joaquín Larrivey, respecto a su experiencia con el equipo azulgrana.

Con la llegada de Eduardo Braun Burillo -quien prometió regresarlos a primera, en 2014-, los problemas no cesaron en el ‘equipo del pueblo’, los jugadores faltaron a entrenamientos, practicaron con las camisetas volteadas y estuvieron a punto de no asistir a un partido, todo por la falta de pagos. Además llegaron a quedarse sin transmisión de sus partidos en televisión.

La silla presidencial del Atlante, no ha mantenido a una persona por demasiado tiempo, en los últimos años. Con la salida de Eduardo, llegó Luis Cámara Patrón y con él, una supuesta reestructuración para mejorar -principalmente- la parte económica del club, pero sólo duró cuatro meses en el cargo.

El empresario José Gabriel Gutiérrez Lavín, llegó al rescate de los potros de hierro en Octubre de 2017, pero presentó su renuncia a un año de tomar las riendas. Sus diferencias con los nuevos dueños, lo hicieron dar un paso al costado.

Afortunadamente, RAG Capital Partners -actuales dueños-, le regresó la certificación para tener posibilidades de ascender, pero aún tienen mucho que trabajar, si por fin quieren cumplirle a la afición, con ocupar un lugar en la Liga MX.

En los números dentro de la cancha, se han quedado muy cerca, han asistido a las últimas dos liguillas quedando en cuartos de final y semifinales (en el último torneo). También ya perdieron dos finales en el Ascenso MX, en el Apertura 2015 y 2016.

¿Te gustaría ver al Atlante de regreso?

Comments