Así se vivió la final del Apertura 2019 entre América y Rayados

Facebook Twitter Google+

Concluyó un torneo más de la Liga MX, en esta ocasión fue Rayados quien se coronó como campeón del futbol mexicano ante un pletórico Estadio Azteca.

La final de vuelta del Apertura 2019 llegó a su fin, Rayados se alzó con el campeonato ante América con un marcador global de 3-3 y en los penales 2-4. El juego por el título se vivió con toda la intensidad desde la ida, donde Monterrey había sacado ventaja y supo jugar en el Azteca.

Los aficionados de Monterrey desbordaron su pasión desde que el autobús del equipo arribó al Estadio BBVA. Bengalas, papelitos y pancartas rodearon el paso del móvil.

La presión y emoción no solamente fue a las afueras del estadio, también dentro. La afición de Rayados quiso imponer respeto a su cancha con una enorme pancarta con la leyenda “LA GRANDEZA DE ESTE EQUIPO SE REFLEJA EN SU GENTE”.

El juego de ida fue trabado durante los primeros 40 minutos, no fue hasta la lesión de André Ibargüen que el partido pudo destaparse y sirvió de liberación para ambos conjuntos.

Minutos después de la salida del colombiano, América logró ponerse arriba en el marcador gracias a un autogol de Carlos Rodríguez. Federico Viñas había sido el autor del disparo.

Antes del descanso, Stefan Medina fue el encargado de poner el empate en el marcador. La jugada se revisó en el VAR, la decisión tomó tres minutos y se dio como gol. Leonel Vangioni fue una muestra de la euforia regia.

Tras siete minutos de actividad en el segundo tiempo, Sebastián Cordova abandonó la cancha con tarjeta roja tras una entrada sobre Vangioni. Al principio Luis Enrique Santander le mostró la amarilla, pero corrigió su decisión con ayuda del VAR.

Esta final fue el marco perfecto para que Memo Ochoa demostrara su calidad bajo los tres postes. Desvío un cabezazo de Janssen que ya todos cantaban como gol.

A más de uno le recordó la atajada que le realizó a Neymar en el Mundial de Brasil 2014. Recordar es volver a vivir.

Al minuto 92 Funes Mori se convirtió en el héroe del partido. Luego de una serie de rebotes en el área americanista, controló el balón con el pecho y anotó con una gran chilena.

Janssen, Pabón, Sánchez y todos los Rayados corrieron a abrazar a Funes Mori. El mellizo había convertido su primer gol en una final del futbol mexicano.

La jugada se vio marcada por una serie de reclamos por parte de los futbolistas del América. Santander procedió a revisar la jugada para posteriormente decretar el gol y dar por finalizado el encuentro.

Para la vuelta la afición americanista se dispuso a llenar el Azteca. Entre la multitud se encontraba Jonathan dos Santos quien posó para tomarse fotos con los fanáticos.

Con la llegada del autobús de las Águilas, la afición hizo sentir su apoyo, pasión y emoción. Los cánticos fueron una constante durante el trayecto al estadio.

A su manera, con una playera gigante y un escudo fue como la afición local decidió recibir a su equipo previo al silbatazo inicial.

El Estadio Azteca lució repleto para el juego de vuelta, las localidades se agotaron y la pasión, por parte de los locales, estaba desbordada.

Al minuto seis cayó el primero. Federico Viñas fue el encargado de abrir el marcador luego de recibir el balón en el borde derecho del área, acomodarse y poner el balón en la red. Poste y gol.

 

Richard Sánchez, Paul Aguilar, Bruno Valdez, Guido Rodríguez, Henry Martín y Renato Ibarra fueron a abrazar a Federico Viñas.

A pesar de que había logrado recuperarse e iniciar de la mejor manera el partido, Renato Ibarra resintió su lesión y tuvo que ser sustituido.

El VAR anuló el segundo del América, producto de Roger Martínez, debido a esta mano  de Richard Sánchez en el medio campo. Ramos Palazuelos checó la pantalla y decretó la anulación.

Al minuto 42, Richard Sánchez tomó el balón de frente en los bordes del área, luego de un despeje, y disparó al poste izquierdo de Barovero. Convirtió su segundo gol con el América, el primero fue ante Tigres en Liguilla; otro rival regio.

La segunda parte se mantuvo trabada en mediocampo, con América defendiendo y Rayados intentando generar peligro. Janssen trató de ser detenido por Benedetti.

El esfuerzo de Rayados rindió frutos al minuto 75. Dorlan Pabón recibió el balón en el borde del área, mandó el balón a la olla y ahí estaba Funes Mori para empatar el juego.

El gol de Funes Mori significó el número 100 en finales de liga en el Estadio Azteca.

El partido se fue a tiempos extra. Giovani dos Santos y Maximiliano Meza fueron algunos de los jugadores que ingresaron a la cancha.

La segunda parte se volvió tediosa, las oportunidades no faltaron, pero no se concretaron. El juego se convirtió de “gol gana”, pero nunca llegó, todo se tuvo que definir en penales.

Nicolás Castillo falló el primer penal para su equipo.

El futbol fue injusto con la máxima figura del América, Guido Rodríguez falló su tiro al volar el balón.

Vangioni fue el encargado de darle el título a Rayados al anotar el penal definitivo.

 

Te podría interesar:





Comments