Kashima Antlers, el primer reto de Chivas rumbo a la gloria

Facebook Twitter Google+

Los asiáticos ya saben lo que es jugar una final del Mundial de Clubes.

Chivas tiene un difícil reto al enfrentar al campeón de Asia en su primer partido del Mundialito y te contamos algunas cosas que quizás no sabías de ellos. 

Como muchos otros equipos en el mundo, el Kashima surgió como un club para empleados en 1947, en este caso, de la industria metalúrgica y específicamente, de la empresa Sumimoto Metal.

Su existencia cobró relevancia hasta 1991, cuando el histórico jugador brasileño Zico salió del retiro para ayudarlos a ascender a la J. League, formada en 1993.

Su trabajo fue tal que el club japonés ha tenido una gran influencia brasileña en su estilo de juego entre jugadores y técnicos.

Hoy, Kashima puede presumir el récord de más títulos obtenidos en la J-League (primera división japonesa) con 8 trofeos desde su fundación en 1993, además de contar con 5 Copas del Emperador y 6 Copas de la J-League.

Su mayor orgullo ocurrió en la edición 2016 del Mundial de Clubes. Participaron como representantes del país anfitrión por ganar el torneo japonés y sorprendieron al llegar a la final.

En aquella ocasión derrotaron al Atlético Nacional en semifinales y aunque cayeron en la final ante el Real Madrid, mantuvieron el suspenso hasta los tiempos extra. Ese subcampeonato es la mejor participación asiática en el Mundialito. 

Para esta edición, se proclamaron campeones de la AFC Champions League por primera vez en su historia al derrotar en la final al Persépolis Football Club por 2-0 en el marcador global.

Actualmente está en tercer lugar de su liga y llega al Mundial de Clubes con la motivación de repetir esa participación memorable.

De esa plantilla que llevó al límite al Madrid permanecen 9 jugadores, dirigidos por Gō Ōiwa, exjugador y campeón con el Kashima.

No todo es felicidad con los Antlers. Recién sufrieron las bajas por lesión de su goleador Yuma Suzuki, un admirador de Cristiano Ronaldo, y el mediocampista Kento Misao.

No tan rápido, Chivas.

Comments