¿Por qué algunos países son potencia en el futbol femenil y no en el varonil?

Facebook Twitter Google+

Un mismo país, una misma federación y resultados contrastantes. El futbol presenta patrones diferentes entre ramas femenil y varonil a nivel mundial. En ocasiones, con un presupuesto menor se logran éxitos mayores.

En la historia de la Copa del Mundo del futbol femenil, 28 años y siete ediciones para ser claros, cuatro naciones se han coronado, con tres títulos, Estados Unidos domina el Mundo.

  • 2015: Estados Unidos: 1991, 1999, 2015
  • 2011: Japón: 2011
  • 2007: Alemania: 2013, 2007
  • 1995: Noruega: 1995

Si se toman en cuenta los cuatro primeros lugares del futbol femenil a lo largo de las Copas del Mundo, Alemania y Noruega se suman al dominio por el número de veces que aparecen en el listado. Entre dichas selecciones se ha cosechado una rivalidad a través del tiempo, pues en diversas ocasiones se han encontrado en rectas finales arrebatándose una a otra la corona.

La primera vez que Noruega se proclamó campeona del mundo fue en 1995 contra la selección Alemana y en final de Eurocopa se han enfrentado en cuatro ocasiones y en todas resultó vencedor Alemania, siendo las máximas campeonas de esta competencia con ocho títulos mientras que las segundas son las Noruegas con dos. En los Juegos Olímpicos de Sidney Noruega se coronó ante Estados Unidos no sin antes derrotar en semifinal a su némesis.

***

En la rama varonil la historia es totalmente distinta, en 89 años y 21 ediciones el máximo exponente, aunque también es un país del continente Americano, es Brasil con cinco títulos – a lo largo de 44 años-, seguido de Alemania con cuatro y Uruguay e Italia con tres.

  • Francia: 1998, 2018
  • Alemania: 1954, 1974, 1990, 2014
  • España: 2010
  • Italia: 1934, 1938, 1982, 2006
  • Brasil: 1958, 1962, 1970, 1994, 2002
  • Argentina: 1978, 1986
  • Inglaterra: 1966
  • Uruguay: 1950, 1930

¿En qué radica tal diferencia entre selecciones femeninas y masculinas si se trata de una misma federación?

Estados Unidos

La selección femenina estadounidense está ranqueada como la mejor del mundo,  mientras que la masculina no entra ni en las mejores 20, está incluso por detrás de México, Gales, Polonia, Perú, Irán y Senegal según el ranking de la FIFA.

Estados unidos es cuna de talentos innegables del futbol femenil, por sus filas han pasado miembros del Salón de la Fama del Equipo Nacional como Briana Scurry, jugadoras premiadas como jugadora mundial del año como Carli Lloyd e históricas como Mia Hamm, Hope Solo o Alex Morgan, entre una amplia lista de jugadoras y ex futbolistas destacadas.

La rama varonil no tuvo la misma fortuna, pues los jugadores que lograron llamar la atención se cuentan con los dedos de las manos como Landon Donovan, Brian McBride o Alexi Lalas. En la temporada actual de la MLS un solo jugador nacido en Estados Unidos entra en el top 10 de máximos goleadores y ocupa la última plaza.

Además de dominar el mundial, la selección femenina también acapara cuatro de los seis campeonatos de Juegos olímpicos, los otros dos se dividen, por supuesto, entre Alemania y Noruega.

El presupuesto de la selección femenina no es poca cosa comparado con el que poseen sus rivales en el Mundial de Francia, de hecho es el segundo más alto. En 2018 se invirtieron 17.1 mdd, aproximadamente 2.5 millones más de los que recibió la selección masculina, en parte porque los hombres no clasificaron al Mundial de Rusia.

A pesar de la inversión que se ha realizado en los últimos años, la disputa por la equidad en las condiciones laborales continúa, ¿La desigualdad de salarios es por falta de espectáculo? la Selección Nacional Femenina de Estados Unidos se ha dedicado a demostrar lo contrario.

Alemania

La selección femenil desde el 2017 se mueve entre las tres primeras posiciones del ranking, mientras que la varonil cerró el 2018 siendo la décimo sexta y se logró posicionar hasta el momento como décimo tercera. Quizá su mayor similitud sea se los segundos más dominantes en mundiales.

Cuando se elimina al rival norteamoericano no hay nadie más dominante que Alemania, ocho veces campeona de Europa. El dominio en la Liga de Campeones Femenina se comparte entre equipos alemanes y el Olympique Lyonnais francés cuya guardameta es una alemana y como delantera y figura principal una Noruega.

Alemania es la actual medallista de oro en Juegos Olímpicos al derrotar a Suecia, esta última selección, aunque un poco más discreta, también aparece entre los equipos importantes del futbol femenil.

El juego de Alemania se caracteriza por una mentalidad de ataque y fuerte presencia física que resulta crítica para equipos hábiles.

La selección de futbol femenil de Alemania es tal vez la tercera con mejor presupuesto que participa en esta Copa del Mundo, aunque la diferencia entre las dos primeras y ellas es abismal: The Guardian estima que en 2018 recibió 5.62 mdd detrás de los 22.41 mdd que recibió la selección femenil inglesa, octava en el ranking de la FIFA y de los 17.1 mdd del equipo de las barras y las estrellas.

Noruega

Como hemos visto, la selección femenil de Noruega es una de las fuertes exponentes del mundo, lo que además de talento requiere de inversión. Este año, en parte gracias a la fusta mundialista, la federación aportó económicamente más en su equipo femenil que en el varonil: 1.70 millones de dólares contra 1.40 mdd, lo anterior sin tomar en cuenta el salario de los técnicos, pues Lars Lagerbäck gana mucho más que Martin Sjögren, entrenador de la selección femenil. Cabe destacar que Noruega se convirtió en el primer país en el que las condiciones salariales son iguales tanto para hombres como para mujeres. A pesar de lo anterior, la primer mujer Balón de Oro, Ada Hegerberg decidió no participar en el Mundial de Francia a manera de protesta por la inequidad de condiciones laborales entre géneros.

El financiamiento de la selección femenina de Noruega le da ventaja sobre otros países, cuando se anunció la equidad de salarios en dicho país, Vero Boquete futbolista internacional española opinó:

“Estamos hablando de una categoría que es absoluta, de que somos todas jugadoras profesionales y de que luego, cuando vamos a torneos internacionales, nos enfrentamos con gente que tiene muchísimas mejores condiciones que tú y competir contra eso es difícil”

La selección masculina se coloca en el lugar 50 del ranking de la FIFA, mientras que la rama femenil se ubica como la décimo segunda mejor del mundo. 

La selección femenina ha respondido con un Campeonato Mundial, dos Eurocopas y un Oro Olímpico. La selección masculina llegó a participar en tres mundiales donde su mejor actuación fue alcanzar la etapa de octavos y en una Eurocopa.

A los recursos económicos de la selección se suma el talento de las jugadoras, como ya se mencionó, antes de apartarse de la selección contaban con Ada Hegerberg y durante el Mundial de Francia la responsabilidad pasará a Isabell Herlovsen, Ingrid Syrstad  y Caroline Graham, la mejor asistente de la temporada en la Bundesliga.

The Guardian asegura que el equipo noruego tiene la posibilidad de aspirar a una medalla durante este torneo, pero a diferencia de las alemanas, su juego tendrá un mayor peso a la defensiva.

Otras selecciones femeniles destacadas

Japón ya posee un campeonato y el más reciente subcampeonato en Copa del Mundo y fue medalla de plata en los juegos olímpicos de Londres en 2012. A nivel mundial se ubica como la séptima, mientras que la varonil se encuentra en el puesto 26.

De las siete ediciones del Mundial Femenino, la selección de Suecia aparece tres veces entre los tres mejores puestos. En la última edición de juegos olímpicos alcanzó la medalla de plata y se encuentra en el Ranking de la FIFA como la novena mejor.

¿Y qué pasa con Brasil?

A diferencia de su exitoso similar masculino y a pesar de contar con Marta, una referente del futbol en la actualidad, el diario The Guardian considera que alcanzar la fase de cuartos de final sería un logro para Brasil en el mundial de Francia, pues la Canarinha no atraviesa su mejor momento por fallas en las estrategias de su actual entrenador. Además de que para Brasil siempre ha sido complicado en Mundial Femenil pues su mayor logro fue alcanzar el tercer lugar hace 20 años y el subcampeonato hace doce.

La selección futbol femenil de Brasil se ubica como la décima del mundo, mientras que la varonil es la tercera del mundo, además es la que posee más campeonatos del mundo, pero no descartemos las posibilidades de las mujeres de colarse al medallero.

No se sabe a ciencia cierta la inversión que se realizó en la selección femenina, lo único seguro es que su presupuesto se encuentra sumamente separado del masculino.

Te podría interesar:

Mundial Femenil 2019: Todo lo que tienes que saber

Sin México en el Mundial Femenil, FIFA pierde audiencia en TV y jugadoras de calidad

Los estadios del Mundial Femenil de Francia 2019

Comments