Mujeres por fin entran a uno de los estadios más conservadores

Facebook Twitter Google+

El futbol es un deporte que se disfruta en casi cualquier rincón del mundo y mucho más si se hace desde las tribunas. Desafortunadamente, hasta hace poco existían países donde no todos podían hacerlo, específicamente las mujeres.

Ahora, en el partido entre Irán y Cambodia se hizo historia. La misma federación iraní decidió vender entradas a 4 mil 600 mujeres, para que disfrutaran el encuentro.

Hay que detener a esta chica que no respeta las normas, ponerla en una jaula y quemarla ante el mismo estadio para dar una lección a todas las mujeres amantes del fútbol, no solo en Irán sino en todo el mundo.

Ese fue uno de tantos comentarios que se pudieron leer en ‘Tabnak’ (un sitio iraní de noticias) al revelarse la asistencia de una mujer al estadio Azadi, para apoyar a su equipo en 2016.

La astucia de la chica rebasó a la seguridad y también fronteras, fueron necesarias cinco capas de ropa, pintura en el rostro y un gorro de carnaval para pasar desapercibida. Su Instagram sumó muchos seguidores y sus videos dentro del estadio le dieron la vuelta al mundo.

Los radicales del estado islámico la atacaron, pero esta hazaña sólo fue el parte aguas que les daría acceso a las mujeres a los partidos, desde 1979 (año en el que se creó la ley que prohibía a mujeres asistir a “juegos de hombres”).

¿Por qué delito quieren quemarme? ¿Quizá por el placer de mirar el partido de mi equipo favorito y animar a sus jugadores o quizá por haber estado entre hombres que se dirigían a mí de forma respetuosa?”, contestó Hanieh hacia sus detractores.

Pese a que aún existe polémica, la historia ha cambiado para las mujeres de Irán, pues con ayuda del movimiento ‘Open Stadiums’, que intenta acabar con la discriminación de las mujeres en el país asiático, en el 2018 se realizaron “casos aislados”, donde pudieron asistir a apoyar a su selección y también a uno de los equipos más populares de la región.

Un caso similar ocurrió en Arabia Saudita (uno de los países menos libres según Freedom House, basándose en sus derechos políticos y libertades civiles), donde las mujeres jamás habían podido asistir a un partido de futbol. Lo hicieron por primera vez para vivir la última Supercopa Italiana

Gracias a las medidas tomadas por el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, las afortunadas de vivir esta experiencia lucieron muy felices por sentarse en la grada a disfrutar del espectáculo, aunque aún lo hacen en una zona aislada de los hombres.

A muchas mujeres les encanta el fútbol. Yo lo he visto en cafés en Yeddah, donde muchas amigas y familiares van a ver partidos por televisión y aplauden y alientan junto a sus esposos y sus hijos”, comentó la periodista Assel Bashraheel.

 

El partido por la Supercopa de Italia fue una prueba más de la lucha inalcanzable al respecto, la separación de los asistentes causó revuelo en los medios de comunicación e incluso se llegó a proponer la suspensión del encuentro.

En el encuentro ya mencionado de Irán y Cambodia tiene tintes históricos al albergar a casi 5 mil mujeres en uno de sus estadios. Sin embargo, Human Rights Watch pidió que no se limitara el cupo de mujeres, aunque ya respondieron desde el gobierno que esto irá cambiando gradualmente.

En estos países, la batalla por los derechos que las mujeres merecen ya dio un paso en materia de deportes y parece que poco a poco se irán abriendo camino para que sean consideradas aficionadas sin restricciones.

Podría interesarte:

El duro castigo que podría recibir Paolo Guerrero por insultar a un árbitro

Comments