La venta de boletos, el gran negocio de Concacaf en la Copa Oro

Facebook Twitter Google+

Pasan los años y la Copa Oro no deja de ser un gran negocio para la Concacaf. Punto de comparación no existe entre el precio y el espectáculo. Tan solo en el Mundial de Rusia 2018, el boleto más económico estaba en 105 dólares, aproximadamente 2,000 pesos.

Se registraron 65,527 personas en el Rose Bowl, aunque precisamente el estadio no se llenó (cuenta con capacidad para 90,000 asistentes). El miércoles 12 de junio ya se habían vendido 55,000 boletos y durante los siguientes días, hasta horas antes de la inauguración se vendieron los 10,000 boletos restantes.

La Concacaf decidió innovar esta edición al tener tres sedes distintas, Estados Unidos, Costa Rica y Jamaica. Los precios de los boletos están completamente desfasados y no van de acuerdo al nivel futbolístico que se muestra en la competencia. En Jamaica y Costa Rica los precios en el boleto van desde los 35 hasta los 55 dólares, distinto a lo que se muestra en Estados Unidos.

Para la confederación, resulta una mina de oro sumamente atractiva, promocionar los juegos de México y los Estados Unidos. Los tickets van desde los 30, el más económico, hasta los 200 dólares siendo ese el más caro. En pesos mexicanos, el valor del boletaje oscila desde los 574 hasta los  3,824 pesos.

A pesar del precio en las entradas, la Concacaf tiene en mente una recaudación aproximada de 49.4 millones de dólares. La Selección Mexicana funge como protagonista ya que se espera tenga un promedio de asistencia de 64,414 aficionados por juego. Esto equivale a un ingreso aproximados de 27.2 millones de dólares para la confederación.

La asistencia total contemplada es de 1.4 millones de personas a lo largo de 31 juegos en el torneo. Por otro lado, a nivel general, se contempla que la asistencia promedio por partido sea de 41,938 asistentes. Lo único positivo es que las personas puede presenciar dos juegos al precio de uno, debido a que en un estadio se juegan dos partidos el mismo día.

La Copa Oro de este año se espera sea la que mayor cantidad de aficionados recaude y así posicionarse por encima de la edición de 2011, que convocó a un millón de personas. El promedio de asistencia por partido fue superior al que se tiene contemplado para este año, fue de 45,624 espectadores. La edición del año 2000 tiene el mejor promedio de asistencia al ser de 49,120 personas.

A unos días de haber iniciado el torneo, la inauguración se convirtió en la segunda con más asistencia en la historia. Aunque eso, no precisamente es sinónimo de éxito.

Te podría interesar:

Los 10 máximos goleadores de la Copa Oro

Las 10 mejores finales de la Copa Oro

Comments