Copa América 2019: sinónimo de baja asistencia y crisis económica

Facebook Twitter Google+

La Copa América 2019 no ha tenido las cifras de asistencia que se esperaban. Durante la primera jornada, la mayoría de los estadios han lucido semivacios, solo dos han registrado un boletaje agotado.

La Conmebol ha mostrado preocupación al solo ver agotado el 65% del millón de boletos habilitados. Brasil, un país futbolero, ha quedado a deber, los aficionados brasileños no han mostrado el interés suficiente en la competición. En los primeros días de competencia se ha registrado un promedio de asistencia de 25,801 aficionados por juego.

El número registrado corresponde a la mitad, en promedio, de la capacidad de los seis estadios disponibles a excepción del Maracaná. Los únicos juegos donde se agotaron los boletos fue la inauguración entre Brasil y Bolivia, además del juego Colombia vs Argentina. Lo curioso está en que los boletos para la final del siete de julio, en el Maracaná, están completamente agotados.

“Preocupa la baja asistencia. Uno quiere que la gente venga y vea a los mejores futbolistas del mundo”

Alejandro Domínguez – Presidente Conmebol

Algunos de los juegos que, a la fecha, presentaron una mala entrada fueron:

  • Paraguay vs Qatar: 20,000 aficionados de 74,000 posibles
  • Uruguay vs Ecuador: 13,000 aficionados de 60,000 posibles
  • Venezuela vs Perú: 13,000 aficionados de 55,000 posibles

Por otro lado, la derrama económica que ha dejado es positiva. El partido inaugural entre Brasil y Bolivia se convirtió en el que más dinero ha dejado en boletos, históricamente hablando de Brasil. La recaudación ascendió a los 22.4 millones de reales, equivalente a los 5.7 millones de dólares, una cantidad única para el futbol brasileño.

Los pros y los contras se derivan del precio de los boletos. Si se logró una cantidad histórica, pero a la vez hay falta de asistencia a los estadios es por el valor del acceso. El ticket más barato está en 15 dólares para los aficionados brasileños, sin embargo para los aficionados extranjeros vale el doble, 30 dólares.

La crisis socioeconómica que vive Brasil, ha sido la peor de los últimos 100 años. Le deuda pública ha afectado a cada uno de los habitantes brasileños. No es mentira que el precio de las entradas no ayuda, las cuales han derivado en infinidad de críticas hacía los dirigentes de la Conmebol. La misma confederación se ha negado a bajar los precios de las localidades.

El problema ha llegado hasta los oídos de los futbolistas, uno de ellos Dani Alves. Para el capitán brasileño es un serio problema no contar con la afición, aclarando que tanto él como sus compañeros no pueden hacer nada respecto a los precios establecidos. Destacó que a pesar de formar parte del pueblo, no es algo que este a su alcance.

“Yo soy del pueblo, siempre voy a predicar por el pueblo, para que esté en los estadios. Pero se sale de nuestras manos, no controlamos los precios de las entradas, en todo caso elevadas”

Dani Alves

La Copa América pintaba para ser un carnaval, pero poco a poco comienza a despoblarse. Lo peor para la Conmebol podría ser el fracaso en su organización ante la falta de interés por parte de los aficionados locales y sudamericanos. Los números de asistencia son similares al promedio que espectadores por partido en 2015. El promedio registrado en Chile 2015 fue de 25,223 espectadores.

A diferencia de Brasil, que es un país de futbol, el récord de más espectadores en el torneo pertenece a la Copa América Centenario de 2016, celebrada en Estados Unidos. Marcó diferencia al registrar 46,373 personas en promedio por partido. Fueron en total 32 juegos, lo cual dejó una cifra de asistencia de 1,483,936 espectadores. Sí, en un país donde la afición por este deporte está en desarrollo.

Te podría interesar:

Argentina, Colombia, Japón y Paraguay, la fuente de ingresos de Adidas en Copa América

Copa América, una oportunidad para llegar a la Liga MX

Comments