Los balones en las finales de la Champions League

Facebook Twitter Google+

El camino hacia el trofeo más codiciado por los clubes de Europa, está a punto de concluir. Las finales de la Champions ofrecen un espectáculo distinto, incluso comenzando desde el balón con el que se juegan.

Adidas es la marca encargada de crear los balones para el campeonato, desde el año 2000. El diseño cambiaba hasta el último partido, pero esta tendencia se cortó desde algunos años, ofreciendo un balón para todas las rondas de eliminación, incluyendo la final.

Madrid 2010

El Santiago Bernabéu albergó el partido entre el Bayern y el Inter de Milan, donde Diego Milito fue el héroe. El diseño clásico tenía las estrellas con contorno rojo y con el fondo en un tono crema, haciendo alusión a la bandera española.

Londres 2011

La mítica cancha de Wembley vio rodar este balón que incluso tocó Chicharito Hernández. El diseño rojo y blanco refleja la cruz de San Jorge, santo patrón de Inglaterra, además del detalle de los leones en las caras del mismo.

Múnich 2012

Bayern Munich llegó a disputar la final de la Champions en su estadio, pero no pudo frente al Chelsea. Los gráficos dentro de las estrellas, están inspirados en la estructura del Allianz Arena, con tonalidades en azul y verde.

Londres 2013

Un bien merecido homenaje al mismo estadio que albergaba una final de Europa, 50 años atrás. En los detalles, se encontraban alusiones a todos aquellos partidos tan importantes que vivió ‘La casa del futbol’.

Lisboa 2014

Tuvieron que pasar 47 años para que Portugal albergara una final del título europeo y el balón estuvo a la altura. El Real Madrid marcó cuatro goles con un balón en blanco y azul, con detalles en naranja, para hacer referencia a la capital lusa.

Berlín 2015

Barcelona levantó -hasta el momento- su última Champions, en territorio alemán. El balón tuvo como distinción, el uso de muchos colores para rellenar las estrellas, agregando detalles de la capital, como el oso berlinés o la puerta de Brademburgo.

Milán 2016

Se revivió el mismo partido de Lisboa y obtuvo el mismo resultado: el Real Madrid levantó la undécima. En honor a la ciudad, el balón incluye algunos símbolos icónicos como el Teatro de la Scala o las escaleras de San Siro.

Cardiff 2017

La segunda parte del Real Madrid que marcó historia en el torneo. El balón tiene al dragón emblemático del país británico, recorriendo las clásicas estrellas, en un tono azul.

Kiev 2018

El triplete fue consumado frente al Liverpool en territorio de Europa del Este. Los destellos en color azul y amarillo, hacen alusión a los colores de la bandera ucraniana, y mantienen el blanco como color base del balón.

Madrid 2019

Final inglesa que se jugará en España, entre el Liverpool y el Tottenham. Adidas revolucionó el diseño desde la fase de grupos, ahora dejando las estrellas en blanco, para colorear la base del balón -primero en azul- en un tono naranja que representa al nuevo estadio Metropolitano, donde se jugará el encuentro.

Podría interesarte:

Los equipos con boleto seguro en Champions y Europa League

Comments