Deportes

Hijo de inmigrantes cubanos y abanderado de EU para Tokio 2020, la vida de Eddy Álvarez

Eddy Álvarez se convertirá en el deportista 129 en disputar unos Juegos Olímpicos de invierno y verano, pero quiere unirse a un selecto grupo de atletas con medalla en ambas. 

Por José Gabriel Gómez Guerrero

-
Eddy Álvarez en un partido de los Marlins

Eddy Álvarez en un partido de los Marlins - Instagram @eddyalvarez90

El 7 de agosto del 2020 está marcado en la vida de Eddy Álvarez porque fue cuando hizo su debut en las Grandes Ligas a sus 30 años. 

Álvarez no estaba contemplado para jugar con los Miami Marlins en el inicio de la temporada 2020 de las Grandes Ligas, que fue acortada por la pandemia de coronavirus, pero una serie de eventos le dieron la oportunidad que había perseguido toda su vida. 

Los Marlines tuvieron un brote de contagios entre varios de sus jugadores por lo que se vieron obligados a convocar a sus beisbolistas reservas para que pudieran tener un plantel de 30 y disputar su primer partido del año. 

El hijo de padres cubanos fue uno de los elegidos para reemplazar a uno de los contagiados y después de varios años en las ligas menores, pudo hacer su debut en la ‘gran carpa’ el pasado 7 de agosto de 2020. 

Su camino a esto no fue fácil porque involucró participar en los Juegos Olímpicos de Invierno, pero ahora tiene una oportunidad única en 2021 de unirse a un selecto grupo de deportistas que ganaron medallas en una justa invernal y en una veraniega. 

Hijo de inmigrantes y niñez 

Nació el 30 de enero de 1990 en Miami, Florida, pero su familia viene de Cuba; sus papás, Walter y Mabel, huyeron de la isla en busca del sueño estadounidense. 

Como muchos cubanos que emigran a los Estados Unidos, los papás de Eddy se quedaron a vivir en Miami; ambos sacrificaron mucho para que él pudiera tener una vida mejor y pudiera perseguir sus sueños. 

El beisbol fue su primer amor y empezó a jugarlo a los cinco años, pero su sueño deportivo tuvo un giro inesperado cuando le regalaron en navidad un par de patines de hielo. 

Álvarez compitió en ambos deportes durante su adolescencia y cuando terminó la preparatoria tuvo dos opciones, ir al beisbol universitario o perseguir la oportunidad de participar en unos Juegos Olímpicos de Invierno. 

Eddy Álvarez en un partido de los Marlins - Instagram @eddyalvarez90

Olímpicos de invierno 

Optó por buscar un lugar para los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 en el patinaje de velocidad, pero no pudo conseguir su pase; regresó al beisbol en 2011 y jugó unos años a nivel universitario. 

Pero cuando se presentó la oportunidad de clasificar para Sochi 2014, Álvarez volvió a pausar su carrera en el beisbol en busca de lograr su otro sueño. 

Esta vez sí consiguió clasificar a tres competencias individuales de patinaje de velocidad, además de ser incluido en el equipo de relevo de Estados Unidos; fue el primer cubano estadounidense en conseguir esto. 

Aunque en las categorías individuales no pudo llegar a las finales para pelear por medalla, logró conseguir la presea de plata en la competencia por equipo, donde Estados Unidos quedó detrás de Rusia. 

Eddy Álvarez (256) en Sochi 2014 - Instagram @eddyalvarez90

Regreso al beisbol 

Los Chicago White Sox lo contrataron durante la temporada del 2014 y jugó en sus diferentes equipos de ligas menores en busca de llegar a las ligas mayores. 

Aunque ya con 24 años, Álvarez nunca renunció su sueño y después de tener buenas temporadas, los Marlins lo adquirieron en un cambio en 2019; los entrenadores del equipo quedaron muy contentos con su trabajo en los entrenamientos de verano previo a la temporada 2020 y lo agregaron a lista de reservas con oportunidad de jugar. 

Después del brote de los Marlins, Álvarez jugó 12 partidos donde tuvo siete hits en 37 turnos, además de robar dos bases y anotar seis carreras. 

Eddy Álvarez en un partido de los Marlins - Instagram @eddyalvarez90

Tokio 2020 

Debido a que los equipos de las Grandes Ligas se rehusaron a prestar sus jugadores para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Álvarez fue elegido por Mike Scioscia, entrenador de la selección de Estados Unidos, para formar parte del plantel de 24 beisbolistas. 

Como premio a su carrera, el Comité Olímpico de Estados Unidos lo eligió como coabanderado de la delegación para la ceremonia de apertura y Álvarez mostró su agradecimiento por el país que acogió a sus padres. 

Esto significa todo para mí. Es un gran honor poder ser el abanderado de la delegación de Estados Unidos. Hice muchos sacrificios en mi vida, en mi carrera. Estoy muy honrado”, dijo entre lágrimas Álvarez cuando recibió la noticia. 

Ahora busca convertirse en el sexto atleta en la historia de los Juegos Olímpicos en ganar medalla en una justa veraniega y en una de invierno.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Lo que necesitas saber de fútbol y todos los deportes en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Deportes