Las 10 finales más emocionantes de la NBA

Facebook Twitter Google+

Las Finales de la NBA eran un evento histórico desde antes de que comenzaran, pues significó la primera vez que una franquicia canadiense tenía la posibilidad de levantar el título y por el otro lado, los experimentados Warriors llegaron a sus quintas finales consecutivas. Si eso fue sorprendente, el espectáculo que dejó la serie lo fue aún más.

Los favoritos para ganar las finales de la NBA eran, por mucho, los Golden State Warriors, pero una serie de lesiones a miembros importantes del equipo, entre ellas la rotura del tendón de aquiles de Kevin Durant,  les impidió mostrar su máximo potencial. En partidos con marcadores muy cerrados donde los Raptors lograron ganar todos los encuentros de visitantes, se encargaron de romper quinielas.

Ni hablar del dramatismo en el que se vio envuelto el último juego de la serie en el que los dirigidos por Steve Kerr y su afición sufrieron un sube y bajas de emociones cuando Klay Thompson se retiraba lesionado de la cancha y segundos más tarde volvía para tirar sus últimos tiros libres en el Oracle Arena.

Como esta, otras finales de la NBA nos han sorprendido con hechos históricos, jugadas épicas y series emocionantes hasta el último segundo.

1976- Boston Celtics vs Phoenix Suns

Uno de los momentos más épicos de esta serie fue el triple tiempo extra que se disputó en el juego cinco, el cual terminaron ganando los Celtics por dos puntos para tomar la ventaja 3- 2. El campeón se definiría en el juego seis 87-86, partido en el que los Celtics consiguieron su campeonato número 13.

1984 – Los Angeles Lakers vs Boston Celtics

Estas finales contaron con ocho jugadores del Salón de la Fama: Kareem Abdul-Jabbar, Larry Bird, Magic Johnson, Bob McAdoo, Kevin McHale, Robert Parish, James Worthy and Dennis Johnson. Además significó el primer enfrentamiento entre los equipos más dominantes de la década. En dos ocasiones, aprovechando los errores de los Lakers, los Celtics consiguieron la victoria en tiempo extras. Otra característica de estas finales fue el “Heat game”, el Boston Garden se quedó sin aire acondicionado y se jugó bajo un calor asfixiante y con la ayuda de tanques de oxígeno.

En el juego siete, después de estar abajo por 14 puntos los Lakers se acercaron hasta tres puntos en los últimos segundos pero no fue suficiente para vencer a los Celtics de Larry Bird quien fue MVP de las finales y de la temporada.

1969 – Los Angeles Lakers vs Boston Celtics

En la historia estas franquicias se han enfrentado en finales en 12 ocasiones, cifra récord en la NBA, es por eso que hay infinidad de anécdotas que contar en la rivalidad Celtics vs Lakers. Los Angelinos contaban con Jerry West, Elglyn Baylor y Wilt Chamberlain y por el lado de los Celtics se encontraban Bill Russell, Bailey Howell, Sam Jones y John Havlicek, todos miembros del Salón de la Fama.  Este fue el onceavo y último campeonato de Bill Russell como jugador, tras su retiro los Celtics no clasificaron a playoffs. Fue una serie muy cerrada, los cuatro primeros encuentros se ganaron por diferencia de uno, dos o cuatro puntos y se jugó hasta el séptimo partido en el cual se vivió el drama de la lesión de Chamberlain lo que ayudó a los Céltics a conseguir el título por dos puntos.

1994 – Houston Rockets vs New York Knicks

En esta serie se enfrentaban dos grandes rivales, Hakeem Olajuwon contra Patrick Ewing. Los Knicks llegaron al sexto partido con la posibilidad de liquidar la serie, incluso les perteneció la última posesión, perdían por dos puntos y  con un triple superarían a los Rockets para coronarse, pero más grande fueron las ganas de Olajuwon de ganar su primer campeonato que colocó la tapa a John Starks que hasta el momento había marcado 27 puntos y así forzó a un juego siete del que resultaron campeones los Rockets por apenas seis puntos de diferencia.

1970 – New York Knicks vs Los Angeles Lakers

La serie se caracterizó por momentos épicos, como los tiempos extras del juego tres y cuatro, uno de ellos gracias al buzzerbeater que anotó Jerry West desde detrás de media cancha. Otro momento emotivo fue el regreso de Willis Reed en el juego siete, aún batallando con una lesión ocurrida dos partidos atrás. Aunque no pudo producir gran cantidad de puntos, fue una pieza clave en la defensa sobre Wilt Chamberlain. Walt Frazier se encargó de encaminar a los Knicks a su primer campeonato con 36 puntos y 19 asistencias.

1988 – Los Angeles Lakers vs Detroit Pistons

Los Pistons perdieron el título en esa ocasión pero la actuación de Isiah Thomas será recordad por siempre. Sufrió una lesión durante el juego seis de las serie pero eso no le impidió darle la vuelta al marcador, establecer un récord de 25 puntos en un solo cuarto y terminar con 43. La heróica  tarea de Thomas no impidió que los Lakers forzaran a un séptimo partido con final dramático incluido. El juego siete también se vivió intensamente hasta los últimos segundos, de no ser por la lesión de Isiah Thomas, la historia habría sido diferente.

1993 – Chicago Bulls vs Phoenix Suns

Este fue el tercer campeonato al hilo de los Bulls, hazaña que sólo habían conseguido los Celtics de los ochentas, después de ello Michael Jordan decidió alejarse por un tiempo del deporte ráfaga para volver al dominio dos años después. Aunque esta serie terminó en seis partidos, lo reñido de los encuentros, uno incluso con tres tiempos extras, es lo que le da el toque emocionante, además de la gran cantidad de puntos que marcó Jordan, 55 en el juego cuatro. En el siguiente encuentro los Suns forzaron el regreso a Phoenix gracias a los más de 20 puntos que anotaron Dumas, Johnson y Barkley cada uno. Con 14 segundos en el reloj y perdiendo por dos los Bulls regresaron del tiempo fuera y con un disparo de 3 cortesía de Paxons para ganar el campeonato que le daría el MVP de las finales a Jordan.

1998 – Chicago Bulls vs Utah Jazz

La serie se decidió en seis partidos, fue el último tiro de Michael Jordan en la NBA y le valió su último campeonato antes de retirarse definitivamente de las duelas. Cinco de los seis encuentros se definieron por cinco o menos puntos y el primero de ellos se alargó un tiempo extra. Pero el drama del último partido fue en especial emocionante pues el Jazz hizo todo lo posible por alargar la serie y el único capaz de evitarlo fue Michael Jordan.

Stockton contribuyó con un triple para obtener la ventaja faltando 41 segundos, inmediatamente Phill Jackson solicitó un tiempo fuera para ordenar las piezas. Jordan acercó a su equipo  en el marcador a un punto y en la jugada posterior robó el balón, con cinco segundos por jugar el panorama cambió totalmente pues Jordan anotó la canasta que le dio la vuelta al marcador y el Jazz no pudo más que observar a los de Chicago ser campeones por sexta ocasión en ocho años.

2013 – San Antonio Spurs vs Miai Heat

Tras seis juegos los Spurs casi logran proclamarse campeones, faltaban 20 segundos y los de San Antonio tenían ventaja de 5 puntos, que se fue acrecentando con los tiros libres forzados del Heat para que finalmente con dos triples empataran el encuentro logrando el tiempo extra y obligando a jugar un séptimo partido en el que finalmente cayeron los Spurs en un dramático encuentro por diferencia de siete puntos.

2016 – Cleveland Cavaliers vs Golden State Warriors

En 2016 las finales de la NBA nos dejaron una imagen histórica, si bien ya habían ocurrido remontadas de 3-1 en juegos de playoffs, nunca había ocurrido en una serie de finales. Sólo tres equipos en la historia que cayeron en tres de cuatro partidos de finales lograron forzar a un séptimo partido, dos de ellos en vano, sólo uno, los Cavs de LeBron James, lograron la hazaña de luchar hasta el final y levantar el trofeo. La victoria recibe aún más mérito por imponerse como visitantes, cosa que no había ocurrido en un juego siete en 38 años.

Te podría interesar:

Los mano a mano de las finales en la NBA

Las mejores camisetas clásicas en la NBA

Comments